Las plazas de las principales ciudades de España se han llenado pidiendo el fin de la monarquía y el comienzo de un nuevo régimen. Ha sido un día marcado por un ambiente festivo y de ilusión, con presencia tanto de jóvenes como de abuelos, en el que no han habido incidencias policiales.
Publicado en Sociedad