Jueves, 07 Enero 2016 11:17

Ni para pañales: el aumento del SMI en 2016

Valora este artículo
(0 votos)
¿Cuánto cuesta un café? fue esa incómoda y famosa pregunta que le hicieron a José Luis Rodríguez Zapatero en 2007 en el programa televisivo Tengo una pregunta para usted y que termino convirtiéndose en un termómetro de cuan desapegados viven ciertos políticos de la cotidianidad de la gente.
En ese mismo programa una pensionista que cobraba 300 euros al mes le preguntó a Mariano Rajoy ¿Cuánto gana usted? a lo que respondió: Yo gano más que esa cantidad, pero he de decirle que trabajo para que todo el mundo pueda ganar lo máximo posible.
 
Ese máximo posible según el Gobierno en funciones de Rajoy se traduce en un incremento de 6,60 euros más al mes en el salario mínimo interprofesional (SMI) en el 2016. O lo que viene a ser lo mismo, en la capacidad de compra de diez litros más de leche al mes, o una barra y media más de pan a la semana. Eso sí, queda fuera de nuestras posibilidades la compra adicional de un paquete de pañales de marca blanca. Y probablemente ni para eso, a causa de la inflación.
 
Esta subida del salario mínimo del 1% en 2016, pasando de los 648,60 a los 655,20 en catorce pagas, se presenta además con triunfalismo al señalar que aumenta el doble que en 2015 cuando fue del 0,5%, y más que en 2012 y 2014 cuando se mantuvo congelado. El balance de los cuatro años de legislatura del Partido Popular es claro, el máximo posible de Rajoy queda fijado en una subida del salario mínimo de 13,8 euros en cuatro años. Pero no todo ha sido así en esta legislatura, para una minoría si ha operado la máxima de Rajoy de gobernar para que ganen lo máximo posible. La gran banca española ha aumentado sus beneficios un 48% más que el anterior ejercicio, algo más de 7989 millones de beneficios solo en el primer semestre del 2015. Aun así, los bancos han aprobado nuevas comisiones a la retirada de efectivo de sus cajeros para este 2016, una medida considerada por el propio gobierno como “abusiva”. Otro sector especialmente beneficiado por las políticas de Rajoy es el eléctrico. En esta legislatura el precio de la luz ha aumentado un 16,2% el doble que en la Unión Europea, convirtiéndonos en el cuarto país de Europa con la luz más cara, unas subidas conocidas popularmente como el tarifazo del Partido Popular. Mientras subía el precio de la luz, los beneficios del oligopolio energético no ha dejado de aumentar 4218 millones de euros en el primer semestre del 2015 un 18% más que el ejercicio anterior.
 
Esta claro que en esta legislatura, las políticas de Rajoy han beneficiado a las grandes empresas, pero el gobierno del PP ¿ha cumplido al menos con lo acordado a la hora de fijar los incrementos del salario mínimo? Según el artículo 27.1 del Estatuto de los trabajadores el Gobierno fijará el salario mínimo interprofesional, previa consulta con las organizaciones sindicales y asociaciones empresariales más representativas, anualmente, teniendo en cuenta: a) El índice de precios al consumo; b) La productividad media nacional alcanzada; c) El incremento de la participación del trabajo en la renta nacional; y d) La coyuntura económica general.
 
Si miramos cada uno de los siguientes puntos con más detenimiento, algunos aspectos llaman poderosamente la atención
 
a. Con respecto a la variación del IPC, que se usa como forma de calcular la inflación, la variación de las medias anuales (INE) fue en 2011 de 3,2 en 2012 de 2,4 en 2013 de 1,4 y en 2014 de -0,12. El SMI no ha crecido al mismo nivel, de hecho ya hemos señalado que un par de años ha estado congelado, con lo cual los trabajadores han perdido poder de compra. Punto incumplido.
 
b. Con respecto a la productividad laboral. Siempre se dice que en España la productividad laboral es anti-cíclica, es decir, el producto por trabajador aumenta en épocas de crisis y disminuye en épocas de expansión económica. Mientras en otros países, por ejemplo Alemania y EE.UU. es pro-cíclica. Eso se explica porque en épocas de expansión se crean empleos malos, de baja calidad y baja productividad y la productividad media decrece; y en épocas de crisis se destruyen gran parte de estos empleos malos y la productividad media aumenta. Lo cual requeriría apostar de forma decidida por otro modelo productivo y otra normativa laboral para revertir esta tendencia. No obstante, a efectos de salarios observamos que ni cuando hay mejoras en la productividad laboral, estos se traducen en un aumento de salarios. Punto incumplido.
 
c. Con respecto a la relación entre las rentas del trabajo -que son los salarios pagados a los trabajadores- y las rentas del capital, si atendemos a los datos que nos proporciona Contabilidad Nacional, observamos que desde 2011 el peso de las rentas del capital ha subido dos puntos con respecto a las rentas del trabajo que ha pasado del 54,20% al 52,48% de la renta nacional. Es decir, no sólo había margen de crecimiento salarial en esta legislatura sin alterar la inercia seguida hasta el momento, sino que se ha terminado estafando dos puntos porcentuales la remuneración de las y los asalariados. ¿Y la Europea? como preguntaría alguno, pues no se trata de una situación extendida en Europa. Salvo en el caso de Portugal, en muchos países han mantenido la estructura previa a la crisis y en otros como son Alemania, Francia, Países Bajos, Finlandia y Reino Unido, las rentas del trabajo han ganado cierto peso sobre las rentas del capital durante la crisis, que además ya presentaban de partido un peso más fuerte sobre la renta nacional que en el estado español. Punto incumplido.
 
d. Con respecto a la coyuntura económica general, podría mirarse desde distintos ángulos. Si atendemos a los datos aportados por el Gobierno de crecimiento del 3,3% este año y el 2,7% pero sobretodos a las palabras de Marino Rajoy ha señalado en repetidas ocasiones que España ha superado la crisis en tiempo récord. La peor crisis que hemos conocido y se ha hecho sin permitir que nadie quedara al borde del camino. Cabe pensar entonces que la mejora debería ser mayor de 13,8 euros. Punto incumplido.
 
El PP de nuevo ha aprobado unilateralmente una medida que responde a la claramente a la doctrina del Díaz Ferrán de cómo salir de la crisis “trabajando más y ganando menos”, una expresión que sintetiza a la perfección la política de la minoría que obtiene ingentes beneficios a costa de la mayoría social. De la crisis no saldremos repartiendo miseria con “aguinaldos de la vergüenza” sino con derechos y repartiendo la riqueza entre quienes la producen.
 
Fuente: publico.es
 
 

Author

Tamar Melian

Overall Rating (0)

0 out of 5 stars

Leave your comments

Post comment as a guest

0
Your comments are subject to administrator's moderation.
  • No comments found

Sobre Nosotros

Somos una web de Noticias Curiosas.

Intentamos publicar lo mejor y lo peor de la red, curiosidades y actualidades.

Leer Mas

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web. Al continuar utilizando este sitio web, está dando su consentimiento a que se utilicen las cookies. More details…
Finish