No cabe duda de que el poder de la clase trabajadora está hoy bajo mínimos. Esto se debe a varios motivos. Primero, a causa de la desaparición de la URSS, que aunque no fue lo que debió aseguraba que los dirigentes capitalistas.

Publicado en Opinión