in

7 Birras belgas recomendadas

Bélgica es el hogar de las marcas de cerveza más destacadas con una amplia colección de deliciosos licores. Ya sea que desee una Lager ligera y refrescante o una Quadrupel compleja, las cervezas belgas artesanales encenderán sus papilas gustativas con distintos sabores, aromas y estilos.

Bélgica es mejor conocida por tres cosas: chocolate , gofres y cerveza. ¿Quién podría pedir más?

Puede encontrar Bélgica asentada entre Francia, Alemania y los Países Bajos. Probablemente por eso hay tanta variedad en la cerveza belga.

La característica unificadora más distintiva entre ellos es su falta de unidad. Los cerveceros belgas son independientes. Elaborarán una cerveza que creen que sabe bien sin tener mucho en cuenta las pautas de estilo. 

A pesar de esto, hay algunas características consistentes que podemos ver. Estas cervezas se centran en la levadura de alguna manera, tienen una combinación excepcional de sabores, tienen un bajo nivel de azúcar residual, usan especias y tienen latas acondicionadas.

7 de las cervezas belgas más conocidas

7 de las cervezas belgas más conocidas

A continuación te exponemos unas de las 7 cervezas más conocidas de Bélgica y que gran cantidad de gente conoce o ha oído hablar de ellas dada su fama y comercialización en el mercado europeo e incluso americano.

Tripel Karmeliet

La cervecería Bosteel produce Tripel Karmeliet . Esta cervecería familiar abrió sus puertas en 1791, lo que la hace más antigua que Bélgica.

Antoine Bosteel Jr. elaboró ​​la receta de Tripel Karmeliet en 1996. Estaba trabajando en la elaboración de una cerveza Tripel cuando encontró una receta de cerveza histórica de 1679. 

Lo encuentra parecido al que ya hizo y lo usa para perfeccionar su receta. Esta nueva receta ganó la medalla de oro en la Copa Mundial de la Cerveza en 1998 y la plata en 2002. Tiene un ABV del 8,4%.

Se elabora con tres cereales: trigo, cebada y avena . La cerveza en sí tiene un hermoso color que va del dorado al rubio.

Tiene poca espuma y sabor a plátano y vainilla gracias a la levadura que contiene. Es ligero por el trigo, cremoso por la avena y un poco picante por la cebada. 

La Chouffe

Esta cerveza tiene una historia diferente a las que hemos visto hasta ahora.

Pierre Gobron y Chris Bauweraerts empezaron a elaborar cerveza en un garaje como hobby a finales de los años 1970.

Finalmente se lanzaron al negocio de la cerveza en 1986 y compraron un edificio para construir la cervecería Achouffe . Han ido creciendo y mejorando desde entonces.

La Chouffe tiene un ABV del 8%, por lo que es una cerveza pálida y fuerte. Es un color amarillo pajizo ligeramente turbio con una espuma cremosa.

El aroma incluye notas de plátano, melocotón y un toque de cardamomo blanco. Combina cilantro fresco, esos tonos afrutados y malta con miel para darle un sabor ligeramente a lúpulo.

La Chouffe es muy fácil de beber, así que asegúrate de controlar tu ritmo.

Hoegaarden

Hoegaarden es una cerveza de trigo con un ligero sabor cítrico y notas de cilantro. Tiene un sabor a malta muy suave y un cuerpo ligero.

Uno de los witbiers de mayor calidad en Bélgica es Hoegaarden. Tiene un aroma cautivador y un sabor agradable. Su color amarillento parece ligeramente turbio con una espesa espuma blanca. La cabeza se retiene bien y deja una generosa cantidad de cordones.

El cuerpo de color amarillo brumoso se ve perfecto con una espesa espuma blanca y espumosa que dura mucho tiempo. También deja abundantes cordones. El aroma sugiere ralladura de naranja, trigo y cilantro. Se parece más a un witbier belga tradicional. 

Su sabor refleja el olor. Además, la sensación en boca es de cuerpo medio con una carbonatación decente. Hoegaarden es una cerveza refrescante y fácil de beber para degustar cuando quieras.

Leffe

Leffe es una auténtica cerveza elaborada con ingredientes de la mejor calidad. Es una Belgian Blonde Ale con un 6,6% de graduación alcohólica. El cuerpo es dorado y transparente, mientras que la cabeza es esponjosa y con buena retención.

El olor es a frutos secos, clavo, vainilla y especias, mientras que su sabor es complejo con un dulzor moderado. Es una cerveza de cuerpo medio y alta carbonatación. En general, es una bebida decente que combina bien con cualquier comida.

Stella Artois

Un gran nombre en la industria cervecera, Stella Artois es una bebida perfectamente equilibrada con aromas tentadores y sabores inolvidables. Es la bebida más consumida en Bélgica y tiene características distintivamente agradables. La cerveza es una Euro Pale Lager con un 5% ABV estándar. Su cuerpo pajizo oscuro, coronado por una pequeña cabeza blanca, parece prometedor. El único inconveniente es que la retención de la cabeza es baja.

Stella Artois ofrece una combinación bien equilibrada de dulzor de malta y amargor de lúpulo. Además, su sensación en boca es ligera y con buena carbonatación. Termina con un sabor persistente. La cerveza combina bien con platos tradicionales belgas. 

St. Bernardus

St. Bernardus Wit se remonta al siglo XX, lo que la convierte en una cerveza de trigo tradicional sin filtrar. El cuerpo es de color amarillo turbio con la cabeza bien conservada. 

Sugiere un aroma cítrico con toques de levadura, cilantro y limón, mientras que el sabor es delicioso con el cremoso sabor a harina de trigo. La sensación en boca es cremosa y suave con un final persistente a lúpulo. En general, es un licor extravagante.

Delirium Tremens

Delirium Tremens es una cerveza rubia pálida con fuerza y ​​pegada.

Tiene un sabor ligeramente maltoso y picante con la cantidad justa de sabor a alcohol sin exagerar.

Aprecio Delirium Tremens como cerveza de primera ronda porque enciende las papilas gustativas y las prepara para el resto de cervezas que vienen.

Delirium Tremens es ampliamente considerada como una de las mejores cervezas del mundo debido a su perfil de sabor único y los ingredientes de alta calidad utilizados en su elaboración . 

Combina bien con platos como bistec a la parrilla o pollo asado debido a su fuerte perfil de sabor que puede resistir carnes más pesadas. También combina muy bien con platos de queso o postres como la crème brûlée para darle un dulzor añadido que puede equilibrar el amargor del lúpulo de la cerveza.

Conclusión final

7 de las birras belgas más conocidas

El universo cervecero belga es un rincón fascinante y diverso de la cultura mundial de la cerveza, que ha posicionado a Bélgica como un referente icónico en este arte. Las marcas presentadas, desde Stella Artois hasta Delirium Tremens, no son solo bebidas, sino historias líquidas que narran siglos de tradición, innovación y pasión. 

Cada cerveza belga, con su sabor único y carácter distintivo, invita a una experiencia sensorial inigualable. Más allá del mero acto de beber, degustar una cerveza belga es adentrarse en un legado cultural que celebra la maestría, el sabor y la herencia de una nación orgullosa de su patrimonio cervecero.

Bélgica, a lo largo de los años, ha cultivado una profunda y enriquecedora tradición cervecera que combina la maestría ancestral con una innovación constante. Sus cervezas, desde las más tradicionales hasta las modernas, abarcan una amplia gama de sabores, aromas y texturas que reflejan la diversidad y creatividad de los maestros cerveceros belgas. 

Estas cervezas no solo sirven como refrescos embriagadores, sino también como testamento del patrimonio cultural y gastronómico de Bélgica. Ya sea que prefieras la delicadeza de una Hoegaarden o la potencia de una Delirium Tremens, cada sorbo es un viaje a través de la rica tapestería cervecera de esta nación. 

Así, Bélgica se mantiene firme en el mapa mundial no solo por su chocolate y gofres, sino también por sus inigualables y prestigiosas cervezas que han conquistado paladares en todo el mundo.

Elevación Mamaria: Recuperando la Juventud y la Firmeza 4

Elevación Mamaria: Recuperando la Juventud y la Firmeza

Bodas virtuales

Bodas virtuales: la tendencia actual en la planificación de bodas