en

Lilica: una perra muy especial

Lilica vive en un depósito de chatarra en Sao Carlos, Brasil. Fue abandonada y Neile fue quien la encontró y se la llevó a vivir con ella, pero hubo tiempos difíciles y eran muchos en casa y la comida no alcanzaba. Lilica decidió ir a buscar ayuda.

Cada noche tiene una rutina, viaja varios kilometros a lo largo de una carretera oscura para reunirse con Lucía, quien se hace cargo de perros y gatos callejeros desde hace 30 años.

 

Lucía ha desarrollado una rutina especial con la perrita: se encuentran a las 9:30h de la noche, Lilica come algo de comida y luego lleva el resto de la bolsa con comida al depósito para alimentar a los demás animales.

 

Lucia dijo: “Me di cuenta que ella comía y se luego se quedaba mirando la bolsa. Un día cogió la bolsa intentando llevar el resto de la comida y termino por caerse toda, ya que no estaba atada”. Un vecino dijo a Lucía que tal vez Lilica queria llevarse el resto consigo. Desde ese momento Lucía ata la bolsa para que Lilica emprenda el camino de vuelta a casa, así un día la siguió para ver a donde la llevaba. El panorama que vió la dejó sin palabras… suavemente coge la bolsa y viaja de regreso a casa para ofrecer la cena, muy apreciada, a su familia.

 

Neile: “Lilica ha estado haciendo la entrega de comidas todas las noches durante tres años, es una perra especial. Algunas personas se esconden y no quieren compartir lo que ellos tienen con los demás. Ella no, ella comparte.

 

Fuente schnauzi.com

 

 

Escrito por Susi

Comentarios

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Britney Spears mostró el trasero durante un partido de fútbol de sus hijos

Peatónito, el nuevo superhéroe real que lucha por los derechos de los peatones