f01972808de30afd6149c13c22628d9c - El calentamiento global, cosa de dinosaurios y sus flatulencias

El calentamiento global, cosa de dinosaurios y sus flatulencias

f01972808de30afd6149c13c22628d9c - El calentamiento global, cosa de dinosaurios y sus flatulencias

Según un estudio científico, el gas metano emitido por estos seres hace decenas de millones de años y que distribuyeron por toda la Tierra, contribuyó al proceso que eleva la temperatura de la tierra.

¿Qué tienen que ver las vacas y los dinosaurios con el cambio climático?  Según la ciencia, mucho. Los rumiantes que en Argentina relacionamos con el campo y que tan inofensivos nos parecen están en la mira de quienes buscan frenar el calentamiento global, ya que, según se habría podido comprobar, sus flatulencias expulsan una gran cantidad de metano, gas que contribuye al proceso que eleva la temperatura de la tierra, al igual que lo hicieron hace millones de años, los dinosaurios hervívoros.

 

Este problema ambiental, según argumentan los especialistas, debía darse ya durante la era de los dinosaurios, tal como afirma un estudio publicado esta semana en 'Current Biology', que señala que los dinosaurios saurópodos, que vivieron durante el Mesozoico, emitieron considerables cantidades de metano. 

 

Como ocurre en muchas especies de herbívoros, los microbios que producen este gas de efecto invernadero les ayudaban a hacer la digestión mediante la fermentación de la comida que ingerían. Estas bacterias están presentes en el aparato digestivo de los rumiantes (rumen). La fermentación se produce de forma natural en el estómago de los animales y es la causa de las emisiones de metano. 

 

Este estudio surgió a raíz de una investigación sobre la ecología de estos grandes dinosaurios. Los científicos se preguntaron: Si las vacas actuales producen suficiente gas metano como para acaparar la atención de los científicos, ¿qué ocurría con los saurópodos? Para calcular la cantidad de gas que podrían haber producido contactaron con Euan Nisbert, experto en metano de la Universidad de Londres. 

 

El Mesozoico es el periodo comprendido entre hace 250 millones y 65 millones de años. Los saurópodos se expandieron por la Tierra hace unos 150 millones de años, y se caracterizaban por tener un enorme tamaño, una cabeza pequeña y un largo cuello. Un ejemplar de tamaño medio pesaba alrededor de 20.000 kilogramos. 

 

Antes del desarrollo industrial (hace unos 150 años) las emisiones de metano apenas alcanzaban las 200 millones de toneladas por año, recuerdan los autores. En la actualidad, los rumiantes modernos, entre los que se encuentran, entre otros, las vacas, las cabras, las ovejas y las jirafas, generan entre 50 y 100 millones de toneladas cada año. 

 

Dave Wilkinson, investigador de la Universidad John Moores de Liverpool y autor principal del artículo, señala que un simple modelo matemático sugiere que los microbios que vivían en los saurópodos podrían haber producido suficiente metano como para causar un efecto importante en el clima del Mesozoico. De hecho, "nuestros cálculos sugieren que estos grandes dinosaurios podrían haber generado más metano que todas las fuentes que en la actualidad producen metano juntas, tanto naturales como debido a la actividad humana", afirma.

 

 

Fuente diagonales.infonews.com

 

 

 

Comments

0 comments

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.