en

Fertilizar el océano con hierro para combatir el cambio climático

Científicos de la Universidad de Liverpool parte de un grupo de investigación internacional, lograron demostrar que la mayor parte de las algas que crecen en aguas con contenido de hierro, cuando caen en las profundidades del océano una vez muertas, llevan consigo el carbono que han absorbido.

Los científicos añadieron varias toneladas de sulfato de hierro a un parche de 1,67 kilómetros cuadrados dentro de un remolino marino en cercanías de la Antártica, que en una semana, había causado un gran crecimiento de algas limitadas en hierro, pero rica en nutrientes.

 

Durante un periodo de siete semanas, los científicos monitorearon el agua dentro y fuera del torbellino antes, durante y después del despliegue de hierro, encontrando que después de tres semanas, el fitoplancton se hundió por debajo de los 1.000 metros, llevándose consigo el carbono que había absorbido de la atmósfera, enviándolo al fondo del océano, donde los investigadores creen que permanecerá en una capa de pelusilla durante muchos siglos más.

 

“El estudio se llevó a cabo en un remolino encerrado en sí mismo que actuó como un tubo de ensayo gigante para poder comparar lo que sucedió dentro, con los puntos de control externos”, señaló el Dr. Harry Leach, de la Escuela de Ciencias Ambientales, integrante del equipo de investigación.

 

“Hemos demostrado por primera vez que el carbono absorbido por las algas en una flor fertilizada con hierro, puede hundirse hasta el fondo del océano. Esto contribuye a nuestra comprensión del ciclo global del carbono, con implicaciones para las posibles formas de mitigar los crecientes niveles de dióxido de carbono, una de las principales causas del cambio climático”, explicó Leach.

 

De igual manera, el académico advirtió que “más experimentos son necesarios para decidir si estos resultados proporcionan una solución viable para reducir el dióxido de carbono en la atmósfera”.

 

El experimento de fertilización con hierro Europea (EIFEX) se llevó a cabo con el buque de investigación alemán Polarstern y la investigación ha sido dirigida por el Instituto Alfred Wegener de Investigación Polar y Marina.

 

 

Fuente: Nature

 

 

Escrito por Elena Castello

Comentarios

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Una de cada cuatro personas está en paro

Crean imágenes falsas de ojos que pueden engañar a los escaner de seguridad