855e2c5ce3022dc94b2a6dd974e0bacf - La católica Katie se hartó de la "cienciología" de Tom

La católica Katie se hartó de la “cienciología” de Tom

855e2c5ce3022dc94b2a6dd974e0bacf - La católica Katie se hartó de la "cienciología" de Tom

Los divorcios en Hollywood suelen ir acompañados de un término legal que protege a sus famosos implicados para no tener que dar más explicaciones de las estrictamente necesarias. 

Katie Holmes, como muchas otras colegas antes que ella, recurrió a las consabidas "diferencias irreconciliables" al presentar la petición de divorcio de Tom Cruise ante una corte en Nueva York, aunque no consiguió acallar, como también suele ser habitual en estas instancias, los rumores sobre los motivos verdaderos del fracaso sentimental.

Y a falta de una amante que haya asomado la cabeza para justificar el embrollo, son muchos los medios que han vuelto a señalar a la cienciología como la causa principal de la debacle tras cinco años de matrimonio, un culto venerado por estrellas de cine como Cruise y que podría haber saturado la paciencia de la muy católica Holmes.

 

Fue la misma razón citada en el caso de Penélope Cruz, que llegó a asistir a algún evento de la moderna religión pero que nunca se identificó con ella. De hecho, fuentes consultadas por el portal TMZ aseguran que la protagonista de "Dawson crece" ha pedido la custodia de la única hija del matrimonio, la pequeña Suri de 6 años de edad, para alejarla del fanatismo de su padre hacia esa religión.

 

Se trata de una creencia fundada por L. Ron Hubbard en 1952 y que fusiona principios del budismo con el hinduismo, aunque de una forma muy particular, pues sus teorías rayan en la intolerancia y la exclusión de determinados perfiles sociales. Su defensa a ultranza le ha acarreado problemas a Cruise en el pasado, entrando en debates muy criticados por la comunidad científica.

 

Holmes, por su parte, aceptó la religión de su marido desde el principio pese a estar bautizada y haber estado escolarizada en colegios católicos en Ohio. De hecho, su boda, celebrada en 2006 en un castillo italiano, se rigió por el rito de la cienciología y hasta ahora la actriz nunca había confesado sus discrepancias.

 

Si se consuma el divorcio y la ruptura de Holmes con la cienciología, el distanciamiento de Cruise sería aún mayor, puesto que la creencia no permite a sus miembros tener contacto con personas que se hayan desconectado de la fe. Un proceso de divorcio más complejo aún con la religión de por medio.

 

 

Fuente elmundo.es

 

 

 

Comments

0 comments

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: