JeanClaude Van Damme protagoniza Reality mostrando su lado humano

0
EN EL PRIMER EPISODIO, JEAN CLAUDE VAN DAMME RECOGE UN PERRO ABANDONADO EN LAS CALLES DE RUMANIA. UN TIERNO
EN EL PRIMER EPISODIO, JEAN CLAUDE VAN DAMME RECOGE UN PERRO ABANDONADO EN LAS CALLES DE RUMANIA. UN TIERNO

Las artes marciales tuvieron, en la pantalla grande, sólo un puñado de grandes nombres, desde Bruce Lee hasta Jean Claude Van Damme. La estrella de Hollywood de origen belga ahora muestra también los pormenores de su vida cotidiana en televisión.

Porque Van Damme no es solamente golpes y patadas voladoras, y su costado más sensible estará expuesto en formato de reality, en Behind Closed Doors , que el canal A&E estrena hoy a las 22 horas.

 

Las cámaras siguen al protagonista de Kickboxer , Soldado universa l y Máximo riesgo -entre algunas de las películas de acción más taquilleras-, en su trabajo en distintos filmes alrededor del mundo, salvando perros que están en las calles y planificando un regreso a las peleas en un enfrentamiento con un campeón olímpico de thai kickboxing.

 

Claro que, además, Van Damme demostrará, junto a su familia, ser un hombre común que extraña cuando está lejos y también tiene sus discusiones cuando está cerca. Un ser capaz de conmoverse con un cachorro abandonado en las calles de Rumania, y de hacer todo lo necesario para llevárselo con él a Bélgica. Esto es lo que se verá, justamente, en el primer episodio del reality. En el segundo, un Van Damme habitualmente sereno pierde el control en medio de la filmación de su reciente película, Weapon , cuando las cosas empiezan a salir mal. Para peor, tampoco la pasará bien en la fiesta que da un amigo en… Ucrania.

 

Ya llegando a sus cinco décadas de vida, el apodado “Músculos de Bruselas” reencontrará, en su ciudad natal, a su primer entrenador, y habrá emoción. En episodios siguientes, el rudo actor conocerá al novio de su hija Bianca, y no se le ocurrirá mejor idea, para hacer buenas migas, que llevarlo a entrenar a un gimnasio; también se lo verá llorando al haber sido rechazado para un proyecto cinematográfico y, más tarde, aconsejando a su hijo Kris, también actor, sobre los inconvenientes de llevar una vida disipada. En definitiva, un Van Damme de carne y hueso y, , también, muchísimo músculo.

Fuente:clarin.com

About author

No comments