Tattoo1 680x350 - Cómo Curar un Tatuaje

Cómo Curar un Tatuaje

Los tatuajes son toda una obra de arte, y más todavía al llevarlos en nuestra piel. El error de muchos es pensar que el resultado final es responsabilidad absoluta del tatuador, o del diseño, y aunque sí es verdad que esto hace el 70% de la imagen concluyente.

No debemos ignorar que un buen tatuaje con un buen diseño, puede verse afectado o incluso, en algunos casos infectado con ese 30% de esfuerzo por parte del cliente, por no haberle prestado un cuidado como es debido.

Para evitar tener problemas en el cuidado y curación posterior a un tatuaje, por si algo no te ha quedado claro, o a lo mejor por toda la abrumación del dolor no prestaste la debida atención cuando te dijeron cómo curarlo.

Cómo Curar un Tatuaje

Aquí les aclaramos algunas dudas sobre cómo curar un tatuaje para que no te pierdas de lucir tu tatuaje con orgullo:

  1. Método tradicional para curar un tatuaje.

El método tradicional, es el que usualmente maneja la mayoría de los tatuadores;

  • Primero es importante esclarecer que al tatuarnos, la aguja perfora nuestra piel para que así la tinta pueda entrar y dejar marcada esa imagen que tanto queremos llevar con nosotros, por ello debemos aclarar que un tatuaje debe tratarse con la misma sanidad e higiene que normalmente tenemos al cuidar y cicatrizar una herida superficial.

  • De igual manera, es necesario para certificar la cura del tatuaje, que dos días antes de tatuarte no hayas consumido ningún tipo de deshidratante (alcohol), o alguna sustancia que te altere, o que llegue a tu sangre. Asimismo, es importante mantenerse hidratado al momento, y no forzar la piel.

  • Al terminar tu tatuaje, tu tatuador te habrá limpiado y aplicado una pomada al tatuaje, luego de esto un vendaje sobre el mismo, ya al salir de ahí, la responsabilidad cambia a ser tuya, por eso recuerda que a partir de ahora ese es tu nuevo bebé.

  • Al pasar de dos a cinco horas (dependiendo del tamaño) después de haber terminado el tatuaje, tienes que retirar la venda y proceder a limpiar y curar el tatuaje; para esto, primero lava muy bien tus manos, prepara agua un poco tibia y jabón neutro y lava el tatuaje, (con mucha suavidad y cuidado) y limpiando toda la zona. Lo vas a dejar “respirar” por unos 30-60 minutos para que lleve aire, lo puedes ayudar a secar con una toalla de algodón posándola ligeramente en la superficie, después te aplicas la pomada (ungüento, o “cremas para tatuajes”) que te recomendó tu tatuador.

  • Las primeras horas veras que a lo mejor tu tatuaje está soltando gotas de tinta, o de incluso de sangre, pero no te preocupes, es totalmente normal, pues recuerda por todo lo que acaba de pasar tu piel.

  • Durante los primero tres días debemos repetir el proceso de lavado y curaje, al menos 4 veces diarios.

  • A partir del cuarto día, comienza a repetir el proceso de 2 a 3 veces diarios más durante los próximos 4 días.

  • También sentirás una ligera molestia en la zona, tranquilo es normal, lo importante es que no te rasques ni te quites nada de lo que vaya pelando esa zona, se te formarán algunas costras igual no las toques, y si llegas a sentir incomodidad por algún roce con ropa, no dejes que se te pegue, busca humedecer el tatuaje y retíralo.

  • Evita en lo máximo exponer esa zona al sol, y aún más en las primeras dos semanas, asimismo evita bañarlo en playas y piscinas, pues pueden afectar tu tatuaje.

  • No uses esponja para lavar el tatuaje, lo mejor es hacerlo con tu mano.

  • Evita ir al gimnasio o hacer deportes, al menos por los primeros ocho días.

  • Y recuerda no debes excederte demasiado con la crema, ni tampoco dejarlo secarse por mucho tiempo, al aplicar crema de más, lo que haces es “ahogar” el tatuaje. Tampoco lo dejes seco por tiempo prolongado hasta su próxima cura, te recomiendo llevar contigo tu crema y tener un horario ya predeterminado, recuerda que tu nuevo tatuaje necesita ahora más que nunca una hidratación sana para que cure lo mejor que pueda.

  • Es importante que NUNCA apliques una crema, sobre otra crema, es decir siempre antes de aplicar una nueva cura de crema, procede primero a limpiarlo.

  • Evita el contacto de la zona con las mascotas.

  • Mantente alejado del alcohol por los primeros días.

  • Si más adelante en medio de la curación del tatuaje tienen algunos detalles que quieran arreglar, o algo que le quieras añadir, debes dejar pasar al menos veintiún días, para que tu piel tenga el tiempo justo para descansar y poder seguir.

Cómo Curar un Tatuaje

  1. Método Moderno para curar un tatuaje.

Existe un método más moderno, este implica una película autoadhesiva, para proteger tu piel de los constantes roces, o contactos con agentes contaminantes externos.

Esta llamada película es impermeable, transpirable, tiene microporos lo que le permite mantenerse a temperatura y no calentarse y de suma flexibilidad. Necesitas aproximadamente tres cambios de película para todo el proceso de curación.

  • El primer cambio, se debe realizar de 8 a 24 horas después de haber terminado el tatuaje, procediendo primero a lavarlo tal cual en la metodología tradicional.

  • El segundo cambio se debe hacer apenas transcurran 24 horas más desde el primero

  • Y el tercer y último cambio dentro de los próximos 4 días, no dejar pasar más de cinco días

Permite curar el tatuaje de manera más rápida, sencilla y cómoda.

Por parte del proceso de curación, veras que tu tatuaje pierde un poco de brillo, pero es absolutamente normal, ya que en el proceso de curaje se va algo de tinta. Recuerda si ya han pasado más de dos días desde que te tatuaste y aún sigues sangrando, o si sientes dolor, se ve muy hinchado, sientes comezón o ardor, o presenta una supuración amarillenta y/o verdosa, y esto persiste, puede que algo esté mal, lo más recomendable es ir al médico e inmediatamente después con tu tatuador. Al seguir las instrucciones, tu tatuaje estará listo después de las dos semanas, y a lucirlo con orgullo se ha dicho.

Comments

0 comments

Leave a Reply