e832b80929f5063ed1584d05fb1d4491e572e0d71cac104491f5c07da4e9b2ba 640 - Cómo será el futuro de la música en la radio

Cómo será el futuro de la música en la radio

La música siempre ha tenido su nido principal de transmisión en la radio. A través de la emisora de radio han nacido los grandes éxitos y han sido difundidos a los usuarios. Sin embargo, también es cierto que ha sido el lugar en el que los grupos musicales menos conocidos, los que estaban empezando, han tenido prácticamente sus puertas cerradas.

El futuro de la música

Con la aparición de Internet comienza a surgir el concepto de radio online. Se trata de algo que no solo las grandes cadenas pueden emitir, sino que se abre un amplio abanico de posibilidades para que cualquiera de el paso de hacer radio gratis, con pocos recursos y desde su propia casa.

Es cierto que la protección de datos y los costes de emitir música comercial no han permitido hacer streaming de cualquier tipo de musica, pero es un buen trampolín para los que se están iniciando en este mundo de la mano de la posibilidad de dar a conocer su musica gratis a sus oyentes.

Con el paso del tiempo, el hecho de escuchar radio se ha convertido en cada vez menos habitual y ya en 2016 se vio una señal que apuntaba al crecimiento del consumo de música a través de la red. Las discográficas han visto crecer sus ingresos más de un 8 % con respecto al año anterior, lo que ha venido especialmente apoyado por el auge de las suscripciones en plataformas como Spotify o Apple Music.

En ese mismo año, el streaming se erigió como la principal fuente de ingresos de la industria musical, en contrapartida con el descenso en las ventas de discos físicos o de descargas legales.

El efecto streaming

Aunque para las productoras representa un evidente beneficio, no está muy claro qué efecto tendrá esa nueva forma de consumir música para los artistas, así como para las propias plataformas. Esto es debido a que cada una de las partes involucradas tiene un contrato de relación distinto con los sellos discográficos.

Han ido surgiendo nuevas compañías y nuevas plataformas en las que poder disfrutar de la música de esta manera. Amazon o SoundCloud son dos claros ejemplos de que todavía existe cota de mercado que explotar.

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce. La industria se ha quejado amargamente tanto de YouTube como de Spotify. A la primera la han acusado de que los servicios con soporte publicitario no aportan tantos ingresos como en el caso de las suscripciones, y a la segunda de que su tramo de musica gratis es excesivo. En ambos casos, se hace referencia a lo que denominan «brecha de valor«, aludiendo a que la venta de vinilos ha reportado más ingresos que las plataformas que tienen soporte publicitario.

La gran pregunta que puede asaltarte ahora es qué pasará en los próximos meses o años en el mundo de la música. Lo abordamos a continuación.

El auge de las suscripciones continuará

Cada vez hay más personas dispuestas a pagar la cuota mensual de suscripción de las grandes plataformas de música a través de streaming (12 € al mes en Apple Music, Amazon Music Unlimited gratis los primeros 30 días y en Spotify 9€ al mes).

Actualmente, se estima que algo más de 100 millones de personas pagan por estos servicios. Si tenemos en cuenta que solo en Estados Unidos viven más de 320 millones de personas, es fácil entender que aún queda mucho mercado por atraer.

Este boom se sustenta en los avances tecnológicos: el sonido de estos dispositivos es cada vez mejor y su capacidad de conexión a la red cada vez mayor.

A esto has de añadir los últimos altavoces inteligentes como el Echo de Amazon, el Google Home o el recientemente presentado HomePod de Apple, dispositivos que invitan a escuchar música en el hogar de forma inalámbrica.

No hay sitio para todas las plataformas

En la actualidad, son 6 las grandes plataformas de streaming que utilizan el servicio de pago por suscripción, entre las que se incluye la última creación Pandora.

Esto no significa que este concepto sea realmente lucrativo y que tenga todavía mucho terreno por explotar y descubrir, al contrario. Aunque no lo creas, ninguna de las grandes plataformas ha conseguido obtener ganancias de una forma constante.

Las plataformas que están apoyadas por grandes compañías, como Amazon, Google o Apple, pueden mantenerse vivas pese a no acumular ganancias e incluso teniendo pérdidas. Por el contrario, las más pequeñas tendrán difícil sostenerse y es probable que alguna llegue a desaparecer.

Lanzamientos exclusivos a través de streaming

A pesar de alguna que otra polémica en la distribución de la música exclusivamente a través de la red, lo cierto es que los sellos discográficos continúan viendo a este tipo de distribución como una herramienta efectiva.

Esta situación ha supuesto otra forma de escuchar música en la que los artistas ya no están tan atados a los sellos para conseguir dar a conocer sus trabajos.

Las plataformas lo perciben como una oportunidad para cerrar acuerdos exclusivos que resulten atractivos para los usuarios y conseguir así mayores suscripciones. Algo que no parece que vaya del todo mal.

La inteligencia artificial

Es un concepto que todavía está en su fase inicial, pero ya se está trabajando para enseñar a las máquinas todo lo necesario sobre la teoría de la música para que sean ellas quienes compongan las canciones. Especial interés merece su esfuerzo por crear la capa instrumental, así como los cambios de compás y de claves.

¿Sabes que Google está desarrollando su proyecto Magenta? Con él se intenta dotar a las máquinas de comprensión y pensamiento creativo. A pesar de que también se halla en una fase temprana, lo cierto es que ya ha sido capaz de crear una pieza musical.

No obstante, que no cunda el pánico, no se busca sustituir a los artistas, lo que se pretende es que la creación de este tipo de contenido artístico sea mucho más barato, estando especialmente orientado a las bandas sonoras de los videojuegos de las videoconsolas o a las músicas ambientales de los comercios, que verían reducir sus gastos al eliminar el canon a pagar por la música.

Nuevas oportunidades para los artistas

Siempre ha habido una pregunta sobre los artistas, la cual se ha acentuado con la aparición del streaming: ¿cómo les va a los artistas?

Si te paras a pensarlo es una preocupación bastante natural, ya que son ellos los que realmente crean la música y tú estás pagando una cantidad ridícula por tener acceso ilimitado a toda la música.

Sin embargo, hay un rayo de esperanza para ellos, y es que para las plataformas se está convirtiendo en esencial ganarse la confianza y el respeto de los artistas.

También es muy útil para los que están empezando porque, aunque no reciban grandes cantidades de dinero como los ya consagrados, sí que tienen una gran oportunidad de promoción en las listas populares de cada uno de los servicios.

Es cierto que a día de hoy, los sellos todavía se están apropiando de buena parte del pastel, pero algo está cambiando y los artistas tienen más cerca el poder ver más beneficios que con anterioridad.

Amazon trata de adelantarse a todos

Amazon tiene una gran ventaja frente al resto de principales competidores, a excepción quizás de Apple, y es que es una compañía tecnológica potente que ya cuenta con una base de clientes enorme a los que ofrecer sus servicios de música.

A su vez, ofrece grandes descuentos a los usuarios que ya disfrutan actualmente de sus servicios, con una reducción del coste mensual si eres miembro del Prime, o si dispones de su Echo.

La realidad virtual

Las grandes compañías siempre han estado algo despistadas cuando surgía alguna nueva tecnología. Ocurrió con el intercambio de ficheros a través de Internet, que casi desencadena la quiebra para muchas de ellas.

No obstante, han conseguido aprender que siempre hay que tener un ojo abierto, puesto que la tecnología avanza cada vez más rápido. Y esto ocurre con todo lo relacionado con la realidad virtual.

En este sentido, se estima que aún quedan un par de años para su gran auge, que será muy fuerte. La industria musical ya está preparada, se vislumbran algunas señales de que se están preparando para utilizar esta tecnología con el propósito de facilitar a los fans un nuevo tipo de contenidos y nuevas experiencias en los conciertos.

Vídeos musicales, videojuegos y documentales pueden cobrar una nueva dimensión gracias al potencial de la realidad aumentada. Existen pruebas de dispositivos que son capaces de crear animaciones que se muestran delante del usuario a partir de una canción.

También se está probando el concepto de ambiente musical inmersivo. En este caso, se necesitará ir un paso más allá, y los técnicos de sonido tendrán que recurrir a mezclas cada vez más complejas en lo que a términos espaciales se refiere. Esto puede implicar una nueva forma de componer y de producir la nueva música.

Como puedes ver, el futuro de la música se presenta emocionante, lleno de sorpresas y de incógnitas. No se sabe si la radio seguirá teniendo un papel determinante o no, pero parece lógico afirmar que las nuevas tecnologías supondrán mejoras para nuestros oídos.

 

Comments

0 comments

Leave a Reply