en

Los holandeses se movilizan en twitter y consiguen que ING retire el bonus a sus directivos

ING Groep se ha visto obligada a dar marcha atrás en el pago de los bonus a sus directivos después de que los clientes del banco en Holanda se hayan movilizado a través de twitter y otras redes sociales para protestar por la política de retribuciones del banco a sus altos cargos.

Cientos de clientes del banco se sumaron a una campaña online en la que amenazaban con retitrar todo su dinero de la entidad -rescatada por el gobierno holandéssi ésta seguía adelante con estas retribuciones.

 

Fred Pohlout, un sindicalista de la entidad, aseguraba a The Guardian: "La gente estaba indiganda. Hemos oído hablar de las ingente sumas de dinero que iban a pagarse de nuevo en la City londinenses y en Nueva York, pero de repente todo esto ha explotando en nuestra propia puerta".

 

Según The Guardian, comparados con los bonus pagados en Reino Unido y Estados Unidos, los holandeses eran bastante más pequeños. Jan Hommen, CEO de ING iba a recibir 1 millón de libras, frente a los 7,7 millones de Stephen Hester, máximo responsable del nacionalizado RBS en Reino Unido o los 6,5 millones de 7,7 millones de libras de Bob Dimon, de Barclays. así como algunos de los máximos ejecutivos de Goldman Sachs y JP Morgan, que podrían recibir hasta 40 millones de libras cada uno.

 

La movilización fue tal a través de las redes sociales que la reacción por parte de Hommen no se hizo esperar al anunciar tan solo unos días después que devolvía el bonus al tiempo que pedía a otros directivos de ING que hicieran los mismos.

 

 "El consejo ejecutivo de ING ha decidido no aceptar la remuneración variable correspondiente ni la ya anunciada subida salarial del 2% en 2011. Asimismo, no percibirán remuneración variable hasta que la entidad haya reembolsado completamente los 5.000 millones de euros en ayudas publicas que aún adeuda", ha anunciado el consejero delegado del grupo, Hommen, en una carta remitida al diario holandés De Volkskrant.

 

En el texto de la misiva, Hommen reconoce que la renuncia de la cúpula directiva de ING al bonus viene motivada por las críticas recibidas por parte de los clientes de la entidad, así como del conjunto de la sociedad y desde el ámbito político.

 

"Como consejero delegado de ING quiero dejar claro que nos tomamos extremadamente en serio nuestras responsabilidades hacia la comunidad", afirma Hommen, quien subraya que "la remuneración (de los ejecutivos) no debería ser un elemento constante de debate público", por lo que destacó la reforma del sistema retributivo de la entidad, para reflejar mejor criterios de responsabilidad, moderación y vinculación a largo plazo.

 

"He sabido que la remuneración variable del consejo ejecutivo correspondiente a 2010 amenaza con dañar la recuperación de la confianza por parte de los clientes y de la sociedad (…) Hemos llegado a la conclusión de que malinterpretamos la señal enviada a la sociedad a pesar de que este bonus se ajusta a lo pactado por los accionistas y el Ministerio de Finanzas", añade.

 

El grupo financiero ING obtuvo un beneficio neto de 3.220 millones de euros en 2010, frente a las pérdidas de 935 millones del ejercicio anterior. La entudad recibió del estado 10.000 millones de euros, mientras que su rival ABN Amro fue nacionalizado. Otras entidades holandesas también recibieron ayuda pública, como Aegon, SNS Reaak y ASR Nederland.

Escrito por Tamar Melian

Comentarios

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Como restaurar un coche viejo

Trapa para excrementos