0d00567a5f5dac1c631523e8c1523685 - El papel higiénico, un ejemplo del despilfarro estructural del Estado

El papel higiénico, un ejemplo del despilfarro estructural del Estado

Foto del interior de un baño en una Comisaria de la Policía  Nacional Española

La Policía Nacional española tendrá que adaptarse a un consumo máximo de 500.000 rollos, pero eso sí, más caros que en cualquier comercio. A través del blog Más allá del microscopio, ubicado en la web para profesionales de la medicina Diario Médico.

Hemos tenido conocimiento de la última contratación del Estado para suministros higiénicos del Cuerpo Nacional de Policía. Se trata del concurso para abastecer de papel higiénico durante 2012 a todas las unidades de policía del territorio nacional, cuyo montante total asciende a 130.000 euros de precio de licitación.

 

Lo curioso, como destaca el autor del blog, es que para el presente ejercicio la Superioridad ha decidido que los policías españoles se tendrán que apañar con un 42% menos de rollos de papel higiénico que en el año anterior. En 2011 se compraron 1.177.000 rollos mientras que para el presente ejercicio su número estimado, en función del presupuesto del concurso, estará en torno a tan sólo 500.000 unidades.

 

Pero más interesante aún que esta fuerte reducción en papel higiénico para nuestras Fuerzas de Seguridad del Estado es el precio final que vamos a pagar por el suministro. Y es que, dividiendo el presupuesto total de la licitación por los suministros entregados a cambio, resulta un precio por "servicio" de 1,47 céntimos, un 50% más caro que el precio normal de un rollo de papel higiénico comprado en un supermercado al uso, y además de peor calidad, a tenor de la comparativa de requisitos técnicos en cuanto a la densidad por gramo de la celulosa empleada.

 

El argumento le sirve al autor para cuestionar la idoneidad de convocar macroconcursos centralizados relativos también al material quirúrgico y sanitario, unos contratos que en gran parte se podrían estar llevando a cabo con sobreprecios injustificados por no confiar en los profesionales que mejor conocen el mercado de suministros para la salud y las necesidades sanitarias de los hospitales y centros de salud a su cargo.

 

 

Fuente: libremercado.com

 

 

Comments

0 comments

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: