en

Muerte de Franco y su relación con Hitler y Mussolini

franco-el-dictador-y-hitler

La muerte de Franco estuvo rodeada de sufrimientos. Los últimos días del dictador español no fueron los mejores. La vida seguramente trató de devolverle todo el mal que había causado a miles de familias.

Padeció úlceras en la boca causadas por unos hongos; además, un infarto lo redujo a un atado de piel y huesos. Los últimos días de noviembre del año 1975, entró en coma debido a una hemorragia gastrointestinal.

La muerte de Franco fue el final de un periodo; por ello es necesario revisar qué hubo antes. Vayamos unas cuantas páginas atrás en la historia. Es necesario ver de cerca qué sucedió realmente y qué personajes estuvieron detrás del dictador, brindando su apoyo incondicional.

Una de las dictaduras más sangrientas de la historia

El régimen franquista duró 36 años y, durante ese periodo, perdieron la vida alrededor de 150.000 personas. Muchas de ellas permanecen enterradas en cunetas, aún sin identificar. Después de la muerte de Franco, el país hizo su transición hacia la democracia.

Sin embargo, con los años, muchos nostálgicos del franquismo han puesto trabas a políticas como las relacionadas con la igualdad de género, los derechos y la visibilización de la comunidad LGBT. Además, aseguran que no existe violencia de género.

Veamos cómo el dictador recibió apoyo de Hitler y Mussolini para configurar una trama golpista. Repasemos también cómo colaboró para enviar a campos de exterminio a miles de españoles y judíos. Estos tres dictadores, finalmente, compartían características bastante peculiares: eran xenófobos y, además, amaban el militarismo y la violencia.

La muerte de Franco y cómo recibió apoyo de Hitler y Mussolini

El dictador español no estuvo solo en la sublevación militar iniciada en julio de 1936, la cual desembocó en una brutal Guerra Civil. Sus mecenas en Italia y Alemania estuvieron siempre ayudando. El golpe fue fallido, pero provocó un derramamiento de sangre tremendo en toda España.

Después de la muerte de Franco, supimos quiénes apoyaron las sublevaciones con armas. El banquero y contrabandista Juan March fue uno de los mayores patrocinadores. También los terratenientes, por ejemplo la Iglesia, fueron grandes aportantes a la causa.

En Italia, además, se pagó a muchos pistoleros para que crearan confusión y terror en España. Una delegación de derechistas también se entrevistó con Benito Mussolini y logró traer a España “1.500.000 pesetas, 20.000 rifles, 20.000 granadas de mano y 200 ametralladoras” (Baquero, 2016). De esta forma, después de la muerte de Franco, sabemos que tanto Italia como Alemania fueron patrocinadoras del franquismo. Aportaron aviones, armas y municiones.

Franco y Hitler en Hendaya

En agosto de 1939, al término de la Guerra Civil, inició el segundo gobierno del dictador español. Estaba por iniciarse la Segunda Guerra Mundial. El 23 de octubre de 1940, tuvo lugar la única reunión entre Hitler y Franco en Hendaya, Francia.

Aunque compartían una ideología basada en la xenofobia y el racismo, no llegaron a ningún acuerdo; en apariencia, claro está. España quería incursionar en la Segunda Guerra Mundial, pero pedía mucho a cambio, según el führer: alimentos, armas y algunos territorios africanos, incluyendo Marruecos.

Hitler se negó porque le pareció demasiado. El dictador español, tras siete horas de reunión, firmó un “protocolo secreto”, con el cual daba por finalizada la adhesión de España al pacto de Alemania, Italia y Japón.

Después de la muerte de Franco se conocen documentos comprometedores

Como suele suceder, la historia la escriben los ganadores. Por ello, ha sido necesario mucha investigación de periodistas e historiadores después de la muerte de Franco. Es necesario analizar cada suceso desde varios puntos de vista.

Carlos Hernández, periodista madrileño, ha investigado el tema de la colaboración de Franco en la Segunda Guerra Mundial. Encontró que había sido un agente activo. El dictador español, junto con Hitler, llevó a los campos de exterminio a por lo menos 9.328 españoles, de los cuales murieron 5.000; eso sin contar su responsabilidad en el asesinato de al menos 50.000 judíos sefardíes.

El franquismo no hizo nada para salvar a los españoles

Lo peor de todo es que Franco pudo haber salvado a miles y no lo hizo. Antes de la “solución final”, Alemania emitió un decreto que permitía a muchos países repatriar a los judíos. Desde el gobierno franquista, solo hubo indiferencia; incluso, exigieron a los judíos sefardíes demostrar que eran españoles, cosa difícil en aquella época.

Luego de la muerte de Franco, se siguen encontrando datos y documentos que atestiguan quién fue realmente. Queda trabajo todavía por hacer, pues en el Valle de los Caídos permanecen muchos restos sin identificar de los republicanos que defendieron la libertad. Todo un insulto a su memoria tener que compartir un espacio al lado de sus verdugos.

¿Qué te parece?

15 points
Upvote Downvote

Escrito por Tamar Melian

Comentarios

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0
escorts-en-madrid

Donde contratar escorts de Madrid

como-se-han-visto-afectados-los-paises-por-el-covid-19

Como se han visto afectados los países por el Covid-19