db260533be382a61da783c7343b36cf2 - Marcha para que cultivar cannabis para autoconsumo no sea sancionable

Marcha para que cultivar cannabis para autoconsumo no sea sancionable

Manifestación celebrada en Madrid hace cuatro años para pedir la eliminación de multas por tenencia y consumo de marihuana en lugares públicos

Los participantes en la Marcha Mundial de la Marihuana, que en España saldrán a las calles de Madrid en la tarde del sábado próximo, pedirán un año más la legalización del cannabis e insistirán en que su cultivo "no es punible" cuando se trata del propio consumo.

"Todos a Madrid por un cambio en la política de drogas. Porque sea más justa y eficaz", dice el cartel que convoca a esta marcha que desde hace varios años se celebra cada mayo en decenas de países en todo el mundo.

 

La Marcha, organizada por la Asociación Madrileña de Estudios sobre el Cannabis (AMEC) y la Federación de Asociaciones Cannábicas (FAC), saldrá a las 19 horas desde la céntrica plaza de la Puerta del Sol hasta la Plaza de Oriente bajo el lema Cultiva tus derechos.

 

El presidente de la FAC, Martín Barriuso, ha explicado que los asistentes a la Marcha pedirán una vez más la modificación de la Ley de Seguridad Ciudadana "para que desaparezcan las sanciones por tenencia y consumo en lugares públicos".

 

Según Barriuso, también es necesario que se establezca "alguna cantidad mínima que una persona pueda llevar encima" y poder eliminar las "elevadísimas" multas que se pagan de entre 300 y 30.000 euros, según las cantidades decomisadas, 450 o 500 euros en promedio, dependiendo de las comunidades". "En Madrid, la multa mínima asciende a 1.500 euros y puede llevar aparejada la retirada del carné de conducir; no sabemos por qué la Comunidad impone una multa tan alta", ha asegurado el presidente de la FAC.

 

Clubes de cannabis

Otro asunto que reclaman los consumidores de cannabis es "que se aclare la cuestión del autocultivo" o el de los "clubes sociales de cannabis". "Reclamamos que sean reguladas las actividades de los clubes, que son entidades sin ánimo de lucro que sólo cultivan marihuana para sus socios", ha dicho el presidente de la FAC, quien recuerda que "hace tiempo que los tribunales dejaron claro que estos clubes no infringen el código penal".

 

En este sentido, Barriuso lamenta que se mantenga la incertidumbre ante la falta de una legislación clara y asegura que la Federación apoya una iniciativa del Parlamento del País Vasco relativa a la creación de una ponencia destinada a discutir y regular la legalización de estos clubes.

 

Los organizadores de la Marcha Mundial de la Marihuana 2012 advierten además de las "graves consecuencias sociales y económicas" que genera la política global sobre drogas, "basada en la prohibición y plasmada en la llamada guerra contra la droga", que afecta especialmente "a aquellos países con un sistema democrático más vulnerable", aseguran.

 

"Es mucho mejor controlar que prohibir"

En España, la semana pasada, la profesora titular de derecho penal especializada en criminalidad y droga Araceli Manjón dijo que la guerra contra las drogas ha fracasado y que la única solución al problema es "la legalización controlada".

 

"Es mucho mejor controlar que prohibir", dijo Manjón, penalista y ex magistrada suplente en la Audiencia Nacional que ha trabajado para el Plan Nacional sobre Drogas, al hablar de su libro recién publicado La solución.

 

En su libro, Manjón afirma que en España es más fácil para un menor conseguir drogas ilegales que tabaco; que es más barato y humano el tratamiento que la cárcel, y que si la cocaína fuera legal no existiría el crack. Según esta especialista, la erradicación de cultivos en Latinoamérica arruina a los campesinos y daña inútilmente el medio ambiente, mientras que la prohibición permite un enriquecimiento enorme del crimen organizado.

 

El 56% de habitantes de Rasquera, un pueblo de Tarragona, votó a favor de plantar marihuana en una consulta realizada el pasado 10 de abril. El referendo había sido convocado por el equipo de gobierno municipal para aprobar (o no) un plan anticrisis, pues implicaba la creación de 40 puestos de trabajo. 

 

Su aprobación iba a permitir al ayuntamiento ingresar 1,3 millones en dos años. Sin embargo, para que saliese adelante la plantación, era necesario el 75% de los votos. Faltaron casi 18 puntos para que así fuese, por lo que de momento queda suspendido.

 

 

Fuente: publico.es

 

 

Comments

0 comments

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: