en

Albert Solà Martínez (catalan) e Ingrid Sartiau (belga) reclaman al Rey Juan Carlos su paternidad

Ingrid Sartiau (belga de 46 años) y Albert Solà Martínez (gerundés de 56 años)

Ingrid Sartiau (belga de 46 años) y Albert Solà Martínez (gerundés de 56 años) no se conocían hasta el pasado sábado y, sin embargo, según la ciencia, son hermanos con una probabilidad del 91%. Así lo determina una prueba de ADN a la que se han sometido ambos.

Los dos sospechan que su padre es nada más ni nada menos que el Rey de España.

 

¡Lo que le faltaba a nuestro atribulado Don Juan Carlos!

En este annus horribilis en el que ha visto cómo la Justicia acorrala al marido de su hija menor, Iñaki Urdangarin, ha tenido que pedir perdón a los ciudadanos por su escandaloso viaje a Botsuana y se han filtrado detalles sobre su cercana relación con la princesa Corinna, ahora le salen dos supuestos hijos, según desvela el portal de noticias Vanitatis.

 

Ingrid Sartiau sostiene que su madre, Liliane Sartiau, conoció al monarca en 1956, en Francia. La pareja se reencontró en 1966, en una feria en Luxemburgo, nueve meses justo antes de su nacimiento. Buscando información sobre su progenitor, dio con Albert Solà Jiménez, quien trata de demostrar su parentesco con el Rey desde los años. Él asegura que fue  robado a su madre biológica y que, posteriormente fue adoptado.

 

Los dos supuestos hermanos decidieron hacerse unas pruebas de ADN, que determina que comparten uno de los progenitores con una probabilidad del 91%.

 

Según asegura Vanitatis, la Casa Real conoce el asunto pero no le dan ningún tipo de credibilidad.

 

 

Fuente: elplural.com

 

 

¿Qué te parece?

15 points
Upvote Downvote

Escrito por Tamar Melian

Comentarios

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Gibraltar contraataca al Gobierno de Rajoy y denuncia ante la ONU su “retórica franquista”

Calamar semicocido insemina la boca de una mujer