en

Operación «Corona»

En una circular enviada por el Secretario General del Sindicato Unificado de Policia (SUP) , c, el pasado 10 de agosto, éste hace un análisis de la situación política de cara al futuro próximo tras las elecciones generales del 20-N. Entre otras cosas habla del posible intento de "buscar las condiciones políticas más idóneas para que, cuando deba producirse el relevo en la jefatura monárquica, este pueda realizarse sin muchas tensiones ni alboroto".

 

En su análisis, accesible a través de la página web del SUP (http://www.sup.es/01/381.pdf), Sánchez Fornet señala una serie de cuestiones que por su interés, reproducimos de manera literal para que el lector elabore sus propias conclusiones entorno a la cuestión.

 

[…]

 

Elecciones Generales del 20N

 

"En mi opinión las posibilidades de gobernar después del 20-N están en este momento al 50% entre el PP y el PSOE. No tengo ninguna duda respecto a que el PP ganará las elecciones pero las tengo todas respecto a que consiga mayoría absoluta o pactos sólidos con catalanes y/o vascos tras las elecciones. Aunque ya hoy el PP de Cataluña se muestra dispuesto a añadir a las matrículas de los coches el distintivo “CAT” siempre que no oculte la “E”, y también (según dicen algunos medios de comunicación), está habiendreuniones entre PP y CiU buscando un acuerdo sobre el pacto fiscal que exige Cataluña para apoyar al gobierno de Rajoy si este lo necesitara por no tener mayoría absoluta, veremos, si llegara ese momento, qué pasa. La estrategia del PNV en esto es la misma que la de CiU: que el PP no tenga mayoría absoluta porque en ello les va una parte importante de su futuro político más inmediato. Los dos mayores partidos nacionalistas harán una campaña enfocada a que el PP no consiga la mayoría absoluta, y eso dificultará después los pactos electorales.

 

Será difícil que el PP pueda llegar en la descentralización del Estado a lo que puede llegar el PSOE, salvo que renuncie a sus señas de identidad y se encuentre sin crédito antes de empezar a gobernar. Y no descarto tampoco que, obteniendo mayoría absoluta y gobernando, se encuentre, por las políticas que aplique, con un frente de socialistas, nacionalistas, sindicatos e izquierda que dificulten mucho su tarea.

 

Operación "Corona"

 

La elección del 20-N como fecha electoral, la de Rubalcaba como candidato, y la posición de Zapatero cambiando radicalmente de su apuesta por “nueva vía” y Chacón a su apuesta por Rubalcaba no son un cúmulo de circunstancias casuales; están relacionadas con la “operación Corona”, consistente en buscar las condiciones políticas más idóneas para que, cuando deba producirse el relevo en la jefatura monárquica, este pueda realizarse sin muchas tensiones ni alboroto. Rubalcaba es el candidato de la Monarquía, el político en quien más confía el rey (fue a ver al rey de Marruecos, que no recibe a cualquier ministro con motivo de la crisis entre ambos países del pasado año), y es un hombre peligroso para sus enemigos, que conoce los resortes del poder del Estado y sabe utilizarlos. Un escenario a medio plazo con el PP en el Gobierno, el relevo en la Corona, en una situación económica y social como la que vamos a tener y con el PSOE en la oposición es lo último que quieren los miembros del aparato del Estado que preparan estos asuntos. Porque en ese escenario las tesis republicanas de las bases socialistas podrían acabar imponiéndose, el PSOE volvería a sus orígenes y entonces estaríamos en una situación muy parecida a la que se vivió al final de la década de los años 20 del siglo pasado, que acabó con la proclamación de la II República en abril de 1931.

 

En esta misma “operación” de preparar el relevo en la Corona y buscar las mejores condiciones políticas y de estabilidad en el sistema se enmarca el relevo en la jefatura de la Casa Real, a la que vuelve como jefe el diplomático Rafael Spottorno Díaz-Caro, que ya fue secretario general de la misma en el pasado y jefe de gabinete de los ministros socialistas Fernández Ordoñez y Javier Solana. Hace dos días, al conocerse este nombramiento futuro como jefe de la Casa del Rey algunos diarios se han referido ya al mismo como la preparación a medio plazo del relevo en la Corona, confirmando lo que hemos escrito hace algún tiempo en nuestra publicación mensual “carné x puntos” (www.sup.es).

 

Militarización de la Guardia Civil

 

En mi opinión, las prisas por acelerar la vuelta atrás, la militarización de la Guardia Civil planteándose una ley orgánica de un artículo único solo para prohibirles el derecho de manifestación (en este caso con el acuerdo y el apoyo del PP) se enmarca también en un previsible escenario hipotético de turbulencias políticas y sociales en los que la Guardia Civil estaría llamada a desempeñar un papel importante, de ejército de la Corona, para contener los desordenes públicos que pudieran producirse.

 

15M

 

Por estas razones entre otras, y porque el movimiento 15-M tendrá una tendencia natural a votar a la izquierda socialista, y porque Rubalcaba es bueno en el “cuerpo a cuerpo”, y porque ETA puede decir algo antes del 20-N, y porque en muchas ciudades hay viejos dirigentes del franquismo hoy reconvertidos en dirigentes del PP y la fecha elegida resaltará esta circunstancia, y porque se intentará transmitir que Rubalcaba es el hombre de la Monarquía, del centro progresista, de la democracia, y Rajoy el hombre del viejo partido de la derecha que representa al franquismo; a pesar de la situación económica, de los numerosos y graves errores cometidos por los gobiernos socialistas, de los cinco millones de parados y del descenso a la pobreza en que nos encontramos toda la clase media y baja española económicamente hablando, en mi opinión las elecciones, o mejor, la formación de gobierno tras las mismas no está ganado ni mucho menos por el PP y grave error sería si así lo creyeran. Por cierto, Mayor Oreja, Esperanza Aguirre y otros tienen más futuro político si Rajoy pierde y tiene que irse, que si gana y es presidente del Gobierno

 

Si esta teoría (que no deja de ser eso, una opinión del que suscribe) fuera cierta, el “aval” de la Corona sería muy importante para formar gobierno por la estabilidad institucional que comporta, y pudiera darse el caso de que por primera vez no sea presidente el líder del partido más votado y con más diputados sino una coalición de tres, cuatro o cinco partidos.

 

Dirían que es un Gobierno más fuerte, con más apoyos.

 

Y dicho lo anterior, como secretario general de este sindicato la petición de dimisión del director general de la Policía y la Guardia Civil, como la petición de que se dividan en dos direcciones generales la actual, como la del ingreso en la Policía solo por la escala básica, la necesidad de poner un poco de sentido común en el modelo policial, en la carrera profesional, en el sistema de provisión de puestos de trabajo, en los ascensos (empezando por el de policía a oficial hasta el de comisario a comisario principal), en la necesidad de incrementar la protección jurídica con protocolos de actuación, de un plan de cooperación de todas las fuerzas de seguridad para ganar en eficacia y reducir costes, de equiparación salarial, de acabar con la expulsión forzosa anticipada de la Policía por edad, de tener un salario digno en esos años anteriores a la jubilación en segunda actividad, de regular a los facultativos y técnicos, de modificar el sistema corrupto imperante en la concesión de condecoraciones…y tantos y tantos cambios más, necesarios para modernizar este Cuerpo y hacerlo digno servidor de los ciudadanos, se propondrán al ministro de Interior que venga sea del PSOE o del PP, se lleve bien o mal con la Corona, haya Monarquía o República.

Fuente:La Republica

 

[…] 

Escrito por Susi

Comentarios

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Teólogos acusan al Gobierno de privilegiar a la Iglesia Católica

La visita del Papa cuesta cien veces más que el Orgullo LGTB y aportará diez millones menos de beneficio a Madrid