9b8bb3eb74bd3cd97bb3679c60950d61 - Detenido por amenazar a sus agresores con una motosierra

Detenido por amenazar a sus agresores con una motosierra

Imagen de CHAOS (David De Falco, 2005)

Un carballés de 31 años acabó detenido después de amenazar con una motosierra a un grupo de jóvenes violentos que le propinaron una brutal paliza durante la movida nocturna de la capital de Bergantiños.

Los hechos se produjeron sobre la una de la madrugada en una cervecería de la calle de la Estrella, donde se concentran la mayor parte de los locales de copas de la localidad. El implicado se vio envuelto en una riña con una pandilla de chavales también de Carballo, conocidos por su conflictividad.

 

En el transcurso de la discusión, los jóvenes golpearon repetidamente al ahora detenido, que, ante la imposibilidad de defenderse de la agresión, acudió a su domicilio, de donde regresó armado con una motosierra.

 

Sobre las dos menos cuarto entró en el local, repleto de clientes, y, con la máquina ya encendida, se dirigió a quienes le habían pegado amenazándolos de muerte.

 

Acto seguido, en medio de la estupefacción generalizada, el hombre se subió en su BMW y abandonó el lugar. A la altura de la calle río Anllóns, cerca del parque del San Martiño, una patrulla de la Guardia Civil interceptó al implicado, que todavía llevaba la motosierra en su vehículo.

 

Los agentes lo detuvieron acusado de un delito de amenazas, pero en lugar de llevarlo al calabozo tuvieron que avisar a los servicios médicos para que fuese trasladado hasta A Coruña, dado que las heridas sufridas durante la paliza hicieron necesaria su hospitalización.

 

Ahora, además de recuperarse de las lesiones, deberá responder por lo sucedido, puesto que los agresores han presentado denuncia contra él.

 

A tiros

 

Este no es el único intento de tomarse la justicia por la mano ocurrido en las últimas horas. Los guardias de Carballo recuperaron un Renault 19 de color azul robado en Sigüeiro (Oroso), que se encuentra custodiado en el cuartel.

 

El vehículo presenta varios impactos de perdigones, que, al parecer, fueron causados por el propio dueño del vehículo, que, al ver como se lo sustraían, habría disparado contra el coche con una escopeta de cartuchos.

Fuente: La voz de Galicia

Comments

0 comments

Leave a Reply