en

¿Estas listo para montar tu propio negocio? Estas son las señales

¿Preparado para la aventura de ser tu propio jefe? Puede sonar atractivo, pero también lleva consigo un grado de responsabilidad importante. Si crees estar listo y necesitas la seguridad que te aporta tener tu propio negocio, revisa estas 15 señales que deben estar apareciéndose ante ti.

Sientes verdadera pasión por tu nueva aventura: asegúrate de que los nervios y las ganas sean tus compañeros de negocio. Ambos ayudan bastante.

 

Crees fuertemente en tu idea: acepta que recibirás muchos "noes" antes de que llegue tu oportunidad. Debes de creer en ti ante ellos.

 

Tienes un servicio o producto que tiene mercado: asegúrate de que tu idea te rentabilizará algún capital, o rápidamente volverás a tu antiguo puesto con la necesidad de pagar las facturas.

 

Tienes un plan: asegúrate de idearlo antes de dejar tu puesto de trabajo anterior. Recuerda que no solo de ilusiones vive el hombre. Lucha de forma práctica.

 

Conoces a tus compañeros de equipo en tu periplo: esto aventajará mucho tus ideas, ya que sabrás que debilidades propias puede reforzar un compañero.

 

Tienes una buena marca que ofrecer: posiciónate como alguien clásico, atrevido o innovador. Lo que quiera que ofrezcas, que esté bien presentado y vendido.

 

Estás listo para aprender -¡y mucho!-:sabes lo que quieres y el medio de conseguirlo es abriendo tus orejas y dejando que tu cabeza se nutra de conocimientos diversos.

 

Podrías aceptar el miedo al fracaso: todos lo tenemos, pero saber que puede ocurrir y que de él se sale te hará saltar más alto en tu negocio.

 

Podrías aceptar el miedo al éxito: suena extraño, pero hay personas que temen al éxito. Brinda más oportunidades, visibilidad y trabajo extra. ¿Estás preparado?

 

Tienes dinero disponible para comenzar: puede que tu idea de negocio sea buena pero, ¿tiene aval? Si no tienes ahorros con lo que costear tu sueño, convence a alguien que sí los tenga para que te apoye económicamente.

 

No estás pasando un gran cambio en tu vida: éste puede hacerte sentir la necesidad también de cambiar de empleo, cosa con lo que puedes discernir pasado el tiempo. Procura embarcarte en esta aventura en una etapa estable.

 

Tienes experiencia en tu nuevo campo laboral: si es así, ¿a qué esperas? Ya has visto cómo funciona y te apasiona. No dudes más

 

Sabes cómo funciona una empresa: no solo porque te guste el pan debes de ser panadero. Unos conocimientos o lecciones empresariales y financieros se harán necesarios.

 

Se te da bien distribuir tu tiempo: piensa que vas a ser tu jefe y vas a necesitar muchas horas extras. No te vengas atrás cuando veas lo difícil y costoso que es sacar una idea adelante –y el tiempo que conlleva-.

 

Entiendes los riesgos de emprender: puedes ganar o perder, pero estás desenando de hacerlo. No olvides que las ganas pueden más que el poder.

 

Fuente: forbes.es

 

 

Escrito por Mumba

Comentarios

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Cómo ser tu propio jefe

Cómo conseguir lo que quieres preguntando mejor