en

Las (peores) excusas y mentiras que más repetimos

Seguro que más de una de las frases que te mostramos a continuación ha salido de tus labios alguna vez y has de saber que, de ser así, posiblemente te estás haciendo bastante mal. Lo decimos porque la mayor parte de ellas son mentiras y, en el mejor de los casos, excusas, que te impiden avanzar y conseguir tus metas.

Léelas, identifica las tuyas y apártalas de tu vocabulario cuanto antes.

 

"La ciudad no es para mí" Era una maravillosa película con Paco Martínez Soria como protagonista y no deberías pronunciar su nombre en vano. La ciudad es para todo el mundo, lo que a ti te pasa es que te da miedo mudarte y salir de tu zona de confort. Espabila y sé valiente.

 

"Estoy mayor" 

Probablemente lo que estés es muy vago y muy confundido. Uno es lo mayor que se propone ser y, lo peor de todo, es que esta frase siempre suelen decirla personas jóvenes. Ponte las pilas y si acaso búscate una excusa más creíble, anda.

 

"Sin dinero no hay manera" 

El dinero no lo es todo siempre. Ayuda mucho y es evidente que hay cosas prácticamente imposibles de realizar sin un colchón económico, pero hay otras tantas más pequeñas que no llevamos a cabo con esta excusa y lo peor es que lo sabemos.

 

"A estas alturas ya no puedo cambiar" 

Hay ciertos rasgos de nuestro comportamiento que son perfectamente maleables y no los cambiamos sencillamente porque no nos da la gana- Deja de poner excusas, por ejemplo, para no madrugar diciendo que no es lo tuyo y organízate.

 

"No soy lo suficientemente bueno" 

¿Y qué? Si nos ponemos así, la mayoría de la gente no llegaría nunca a nada. Siempre va a haber alguien mejor que tú, pero a lo mejor no con tu carácter, tu estilo y tu actitud. Seguro que hay quien busca a alguien como tú, no como ese otro.

 

"Con la suerte que yo tengo…" 

¿Tienes salud? Si la respuesta es afirmativa, considérate muy afortunado y deja de quejarte de vicio. La suerte hay que buscarla, pocas veces viene a llamar a nuestra puerta. No te prives a ti mismo de conseguir cosas por temor a fallar.

 

"No tengo tiempo" 

Esta es la GRAN excusa. Es cierto que hay días que deberían tener más de 24 horas, pero esta excusa no siempre es válida, porque igual que sacas un ratito para ver ese partido de Champions, puedes sacarlo para otra cosa que realmente necesites hacer.

 

Fuente: forbes.es

 

 

Escrito por Mumba

Comentarios

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Así es el buen negociador

¿Cómo dejar huella en Google?