Cómo ponerte en la piel de un compañero en el trabajo

0
a5000b834ebdadf1f29b6e17fe03de2d - Cómo ponerte en la piel de un compañero en el trabajo

a5000b834ebdadf1f29b6e17fe03de2d - Cómo ponerte en la piel de un compañero en el trabajo

Un jefe de recursos humanos es el encargado de filtrar y gestionar un equipo experimentado. Pero hay asuntos que se le pueden escapar. 

Al fin y al cabo todos los empleados son personas y con el tiempo y práctica pueden no ser las personas que prometieron ser durante la entrevista de trabajo. 

 

Quizá el personal de recursos humanos no se dé cuenta de la evolución de los empleados durante el día a día. Pero tú, que trabajas con ellos, sí. ¿Cuándo hay que intervenir? 

 

Ponerse en la piel de un compañero tuyo de trabajo puede funcionar si se hace con cuidado. Hay una barrera entre el cotilleo y la preocupación y un comentario fuera de lugar puede dar a malentendidos. 

 

1 – Haz una lista detallada que recoja los problemas que él o ella hayan generado desde su incorporación.

 

2 – Habla con esa persona e intenta trabajar más a menudo con ella. Quizá los problemas hayan sido por el ambiente concreto en el que le tocaba trabajar.

 

3 – Si los problemas persisten, invítale a quedar fuera del horario de trabajo e intenta entablar una conexión. En un ambiente fuera de la oficina todo surgirá con mayor naturalidad.

 

4 – Nadie responde bien a las críticas y menos si son de una persona con la que no hay mucha confianza. Sé cauteloso. En lugar de decir: "Tu trabajo está afectando a la productividad del equipo", dí: "Somos muy diferentes en el equipo a la hora de trabajar y no terminamos de encajar, ¿qué propones para mejorar?

 

5 – Ofrece ayuda. Utiliza tu simpatía en lugar de la hostilidad. Si el problema que afecta al trabajo es personal, ofrécete para ayudarle.

 

6 – Si el resto de tu equipo o tu jefe desconoce el problema, cúbrele y sugiere una solución. 

 

Si todo lo demás falla y los problemas continúan, habla con tu jefe antes de que lo haga alguien menos cuidadoso. Ve preparado con una descripción detallada del problema. Empieza por hablar de las fortalezas de tu compañero y utiliza el "yo" para describir la situación. Encuadra la queja como una petición de ayuda.

 

Fuente: forbes.es

 

 

About author

No comments