en

Las 25 multinacionales de EEUU que pagan más a su primer directivo que impuestos

Coca-Cola, Ford o Boeing. Tres marcas tan reconocibles en todo el mundo como éstas apenas pagan impuestos en su país de origen, Estados Unidos. Es más: las empresas gastan bastante más en los sueldos de sus consejeros delegados que en cumplir con Hacienda.

La caza fiscal al rico está saltando fronteras. Aunque, en el caso de los Estados Unidos, lo más correcto es decir que fue donde empezó, después de  que la tercera fortuna mundial, Warren Buffet, reclamase un esfuerzo extra en materia impositiva sobre las grandes fortunas.  Sea como sea, la queja del magnate  iba dirigida a la línea de flotación del sistema americano.

Que es el mismo que permite que los consejeros delegados de  25 multinacionales cobren sueldos muy superiores  a lo que sus propias  empresas  pagan cada año al Gobierno. En muchos casos, incluso, las mismas compañías que declaran beneficios millonarios reciben devoluciones no menos millonarias.  

 

El informe ha salido del  Instituto para Asuntos Políticos, que ha señalado a firmas como Coca-Cola, Boeing, Ford, Aon,  Verizon  o eBay como nichos en los que el gasto en mantener a los jefes es mucho más elevado que la partida tributaria.  

 

Sin duda, el ejemplo más llamativo es el de  General Electric, donde Jeff Immelt, su consejero delegado, recibió un sueldo en 2010 de 15,1  millones de dólares. La empresa, que declaró unos beneficios antes de impuestos de más de 5.000 millones de dólares, recibió del Estado algo más de 3.000 en devoluciones fiscales pendientes.

 

De hecho, la gran mayoría de las 25 empresas del listado  no sólo no pagaron al fisco, sino que recibieron dinero de él. ¿Impacto de la crisis sobre los resultados? Nada de eso: la media de beneficio declarado de esta particular lista ronda los 2.000 millones de dólars para cada una.

 

Aun así, para las pocas que tuvieron que pagar, el esfuerzo tampoco fue titánico.  Que Coca-Cola deje en las arcas americanas ocho millones de dólares  dice mucho de las paradojas del sistema. Sobre todo, cuando John F. Brock, el CEO de la compañía, se desembolsó el año pasado unos 19 millones de dólares.

 

También destacan los ejemplos de la todopoderosa Boeing y de dos divisiones de  Motorola, la Solutions y Mobility.  A todos ellos les salió a declarar a Hacienda, pero las cifras fueron irrisorias para su volumen de negocio: 13, 7 y 12 millones respectivamente. También por el mismo orden, sus jefes se embolsaron algo de 13,7 millones en los dos primeros y 13,1 en el tercero.  

 

Sin embargo, y habida cuenta de la crisis financiera que sufre el país y el resto del mundo, brilla con luz propia  Robert Kelly, el consejero delegado de Bank of New York Mellon. Es el quinto directivo mejor pagado (19,3 millones de dólares, uan cifra que mejora un 73% el sueldo del año anterior)  y a su entidad le reingresó el sistema nada menos que 670 millones en 2010.  

 

Hablando de los mejor pagados,  la lista la lidera John Lundgren, de Black & Decker, y sus 32,5 millones  de dólares de sueldo. El segundo puesto es para Alan Mulally (Ford) y sus 26,5 millones. Por el último, el podio lo completa Aubrey McClendon, que percibió poco más de 21 millones por dirigir  Chesapeake Energy.

 

Y terminando con los mejor pagados, el otro gran dato del informe del Instituto americano es la diferencia entre lo que cobran los consejeros delegados y la media de sus trabajadores. Si en 2009 el diferencial era de 263 a 1, el año pasado escaló hasta el 325 a 1. Fuente: lainformacion.com

¿Qué te parece?

15 points
Upvote Downvote

Escrito por Tamar Melian

Comentarios

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

La industria del copyright presionó a Suecia para acabar con The Pirate Bay

Mileuristas pagan tantos impuestos como las mayores fortunas Españolas