Escrito por: CERCLE OBERT DE BENICALAP

Miembros del CVC cobran 1000 euros cada uno por ir a un almuerzo

Escrito por: CERCLE OBERT DE BENICALAP

Casi 1000 euros van a cobrar cada uno de los integrantes del CVC por asistir a un almuerzo. El CVC es un organismo público que emite informes no vinculantes y sin ningún valor técnico y/o jurídico. Todos los partidos, excepto Compromís, han colocado a sus dinosaurios y no tienen inconveniente en potenciar un organismo inútil y costoso.

Todos los partidos, incluyendo Esquerra Unida, participan en el CVC y no tienen reparo en cobrar por no hacer nada.

 

La mayor parte de los integrantes del CVC tienen un perfil intelectual muy bajo y no son especialmente conocidos por su labor en favor de la cultura participativa y la defensa del Patrimonio Cultural Valenciano, que es noticia por su grave situación.

 

Si alguno espera que ese organismo haga algo en favor de la cultura, la educación, la investigación y la defensa y difusión del Patrimonio es que realmente es un perfecto idiota, pues sigue sin conocer a las mafias políticas que conforman las direcciones de los partidos políticos valencianos.

 

Por cierto, querida Gloria: existe algo más que el Cabañal en la Comunidad Valenciana.

 

Y no olvides nunca, querida amiga, que los informes del CVC no sirven ni para limpiarse el culo.

 

CERCLE OBERT EXIGE LA SUPRESIÓN DEFINITIVA DEL CVC Y DE TODAS LAS FUNDACIONES DE LA GENERALITAT, DESTINANDO LOS PRESUPUESTO A FORMACIÓN PROFESIONAL

 

El CVC es un organismo que lleva años totalmente desconectado de la realidad cultural y formativa, habiendo demostrado su total inoperancia a la hora de denunciar y cuestionar las diversas políticas e intervenciones culturales, patrimoniales y educativas que se aplican en el territorio de la Comunidad Valenciana.

 

Un organismo que es fruto de un pacto entre diversos partidos nunca puede ser un organismo independiente y capaz de ofrecer alternativas y propuestas realmente independientes y rigurosas, dado que debe obedecer las instrucciones interesadas, que emanan de los muy poco democráticos y nada críticos partidos.

 

Nuestra entidad considera que ha llegado la hora de suprimir definitivamente el citado organismo y dedicar el presupuesto del CVC a favorecer la formación profesional en materia de rehabilitación del Patrimonio Cultural Valenciano.

 

Existen otros organismos públicos en la Comunidad Valenciana, como son la Universidad y la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos, sin olvidar a los altamente cualificados técnicos de los organismos públicos, que pueden y deben informar sobre las iniciativas y proyectos culturales, educativos… desde el respeto a la legalidad y evitando los despilfarros e intervenciones innecesarias y lesivas.

 

Mantener organismos duplicados y potenciar la burocracia, en base a argumentaciones aberrantes y decimonónicas, únicamente puede provoca el necesario rechazo y el malestar entre una ciudadanía que vive sumergida en una crisis estructural de larga duración.

 

El CVC y todos los organismos, fundaciones… de la Generalitat y del Ayuntameinto deben ser suprimidos de manera inmediata y urgente, dado que llevan años demostrando su total ineficacia y únicamente son el refugio para que determinados personajes de la vida política puedan obtener un sobresueldo.

 

Acabar con el enorme despilfarro e inoperancia que se ha favorecido en los últimos años, es un deber y una obligación que debe asumir la Generalitat Valenciana.

 

Nuestra  entidad considera fundamental y prioritario que el Consell valore nuestra petición y active los mecanismos legales para eliminar el CVC, todas las fundaciones y los premios.

 

Los ciudadanos no podemos permitirnos el lujo de mantener “cementerios de elefantes” y otros organismos como las diputaciones, cuya inoperancia y rentabilidad es nula y simplemente son instrumentos donde se refugian políticos de bajo perfil y “amigos”. El clientelismo que se ha implantado en las instituciones públicas durante estos años, es un grave cáncer que debe ser tratado con cirugía.

 

Nuestros “representantes” dar ejemplo de austeridad y sensatez, impulsando todas aquellas medidas que favorezcan una política eficaz y evite el derroche.

 

Nadie en su sano juicio puede y debe tolerar la existencia de organismos como las diputaciones, el CVC, las absurdas fundaciones y organismos… pues es sabido por todos, que son instrumentos para favorecer todo tipo de actuaciones innecesarias y costosas, cuya eficacia es mínima, cuando no totalmente nula.

 

La actual crisis estructural tendrá una duración de 10 años largos, según vaticinan reconocidos expertos internacionales, y es intolerable que se mantengan organismos públicos que llevan años demostrando su nula eficacia y rentabilidad social, laboral, económica…

 

La administración debe dar el primer paso y empezar a suprimir todos aquellos organismos creados para potenciar el clientelismo y colocar a los “amigos”, como una muestra de dignidad. Fuente: conocevalenciapaseando.blogspot.com/

Comments

0 comments

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.