Para sorpresa de los investigadores, los gérmenes aumentan en los alojamientos más lujosos. Mesadas de baños y controles remotos, los más contaminados.

Publicado en Viajes
Top