Lunes, 02 Abril 2012 11:01

Los globos festivos están agotando el suministro mundial de helio

Valora este artículo
(2 votos)

Se publicó una historia oscura y sombríamente divertida en el periódico The Guardian sobre el inminente agotamiento del suministro mundial de gas helio. Resulta que hemos derrochado en globos para fiestas lo que alguna vez fue una reserva gigantesca de helio.

Un elemento crucial para una amplia variedad de investigaciones médicas y científicas.

 

Estás escuchando bien, en globos para fiestas. De esa clase que encuentras en los pasillos de la entrada de los supermercados. Del tipo de los que posiblemente alguna vez compraste para las fiestas de cumpleaños de tus hijos. De los que se desinflan inevitablemente y se convierten en una burbuja arrugada en algún rincón de nuestras cocinas o de los que ascienden prematuramente hacia el cielo cuando alguien los deja escapar accidentalmente en algún estacionamiento.

 

He aquí la noticia del The Guardian:

Oleg Kirichek, jefe del equipo de investigación del láser de neutrones Isis del laboratorio británico Rutherford Appleton, recibió una sorpresa poco agradable la semana pasada. Uno de sus experimentos clave, diseñado para probar la estructura de la materia, tuvo que ser cancelado porque el laboratorio se había quedado sin helio.

 

“El gas, utilizado para enfriar átomos a una temperatura de -270 grados centígrados que pueda reducir sus vibraciones y así facilitar su estudio, es cada vez más escaso”, afirmó Kirichek. Los laboratorios de investigación que prueban la estructura de la materia, los escáneres médicos y otros dispositivos avanzados que utilizan este gas, podrían verse obligados en breve a reducir sus actividades debido a que estamos desperdiciando el suministro mundial y limitado de helio en globos para fiestas.

 

Algo que podría resultar irónico e incluso divertido, si no fuera porque en realidad es muy deprimente.

 

Resulta que hace ya varias décadas que Estados Unidos comenzó a almacenar helio, el cual se libera como un subproducto de la extracción petroquímica. Y lo comenzó a hacer en el momento en el que se pensaba que podríamos usar este material para propulsar cohetes espaciales. Cuando comprendimos que una flota de zeppelines de guerra no era la mejor alternativa (algo que nos llevó hasta 1990 más o menos) empezamos a vender el helio como pan caliente.

 

El valor de los globos para fiestas inflados con helio proliferó. Lloyd destacó en una publicación anterior que el gobierno estableció un precio tope en el año 1996, pero que tal monto expirará en menos de 25 años. Y aunque es posible extraer más helio, parece que no poseemos la infraestructura necesaria para almacenar y distribuir este elemento en las cantidades necesarias.

 

"Derrochamos en globos lo que alguna vez fue una reserva gigantesca de helio, crucial para investigaciones científicas"

 

Sin duda alguna, los globos para fiestas inflados con helio se clasifican entre los productos más frívolos que existen. La idea de que laboratorios de todo el mundo deban suspender sus cruciales investigaciones médicas y científicas en pos de esos productos novedosos e innecesarios es asombrosamente absurda. Se trata de una poderosa reflexión acerca de lo imprudentes que pueden resultar los negocios.

 

¿Quién sabe lo que pasará después? Teniendo en cuenta el suministro actual, los investigadores que afirman que cada globo debería costar alrededor de 150 dólares en lugar de un dólar con cincuenta centavos, tal vez podrían empezar a presionar para conservar las reservas de helio que nos quedan. Y la nueva industria de los globos para fiestas inevitablemente sufriría un retroceso.

 

Tal vez circulen peticiones en Internet o tal vez haya protestas. Un investigador declaró a The Guardian: "No me gustaría no poder realizarme un escáner médico a los 70 años por haber desperdiciado el helio en los globos de la fiesta de mi cumpleaños número 30".

 

Por el momento, los consumidores seguirán comprando globos inflados con helio en las tiendas y los niños seguirán inhalando su contenido para hacer que sus voces suenen graciosas.

 

 

Fuente: tudiscovery.com

 

 

Author

Tamar Melian

Overall Rating (0)

0 out of 5 stars

Leave your comments

Post comment as a guest

0
Your comments are subject to administrator's moderation.
  • No comments found

Sobre Nosotros

Somos una web de Noticias Curiosas.

Intentamos publicar lo mejor y lo peor de la red, curiosidades y actualidades.

Leer Mas