en

Volver a delinquir

La resolución por la que una juez de Barcelona ha encarcelado sin fianza a tres participantes en los incidentes del pasado día de huelga argumenta para tal decisión que los estudiantes podrían volver a delinquir. 

Es lo que podríamos llamar justicia preventiva.

Con el mismo fundamento podría-debería encarcelarse, por ejemplo, a los más de cien imputados por corrupción en la operación Gürtel: todos podrían volver a delinquir si la ocasión y creencia de impunidad se presentara. O a Iñaki Urdangarin.

 

O a los defraudadores fiscales a los que ahora el Gobierno amnistía con el compromiso de que no habrá sanciones penales, se ve que romper una luna o volcar un contenedor es mucho más grave que evadir miles de millones. O ciudadanos que hayan cometido o estén inmersos en algún proceso judicial en cualquier actividad. Repasen ustedes mismos. Todos son o serían sospechosos. El delito es una tentación, sobre todo cuando esperas no ser pillado.

 

De ahí a la Ley de vagos y maleantes hay un paso. Y la sospecha por simple apariencia, física, en el vestir o en el peinar. Por la etnia, por la tendencia sexual o religiosa. Es tremendo y altísimamente regresivo volver a la sospecha genérica y gratuita. Es un retroceso inimaginable imaginar que todos los españoles pueden ser delincuentes. Es el retorno al Piensa mal y acertarás.

 

Es la negación absoluta de la tan cacareada y siempre burlada presunción de inocencia. Nadie es inocente presuntamente. Ni los políticos investigados o simplemente denunciados por quien sea; ni los curas, todos posibles pederastas; ni los militares, con históricas tentaciones de asonadas, ni los médicos negligentes; ni los especuladores que engañan y arruinan a un país; ni quienes insultan al Rey; o a los automovilistas irresponsables que esta Semana Santa volverán a matar; ni los propios jueces sobre quienes planean prevaricaciones por sistema y creencia popular. España es una cárcel en potencia. Solo nosotros no somos sospechosos, todos los demás sí.

 

Lo único que no es una sospecha en esta quiromancia judicial es que esos tres estudiantes encarcelados serán, eternamente y con razón, unos resentidos sociales, tal vez el germen y fruto de una violencia propagada y una huelga diz que fracasada. Ténganlo en cuenta; usted puede ser un delincuente. La nueva moral de nuestra democracia.

 

—————————

 

Gota de la AUSTERIDAD: El Sindicato policial mayoritario denuncia que cada ministro dispone de cinco coches.

 

————————

 

Gota de la OPULENCIA TRABAJADA: El accionista mayoritario de Inditex-Zara, Amancio Ortega, ganó la semana pasada 448 euros cada segundo sin hacer nada.

 

Arturo González

 

 

Fuente: publico.es

 

 

¿Qué te parece?

15 points
Upvote Downvote

Escrito por Vinilo

Comentarios

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Angelina Jolie podría perder a uno de sus hijos adoptivos

Payaso muy real en 3D