eb098a80079169f8b4bb4f0c2e92bf79 - Esto es capitalismo salvaje, esto es una estafa

Esto es capitalismo salvaje, esto es una estafa

eb098a80079169f8b4bb4f0c2e92bf79 - Esto es capitalismo salvaje, esto es una estafa

El ministro de Economía y Competitividad del Gobierno Rajoy, Luis de Guindos, fue un importante alto cargo en ‘Lehman Brothers’, la más que centenaria empresa financiera de EEUU. El origen de la crisis se certificó mundialmente cuando la intocable ‘Lehman Brothers’ quebró, el día 15 de septiembre de 2008, debido entre otros factores al fiasco de los créditos o hipotecas ‘subprime’.

Ahora, De Guindos parece decidido a demostrar que, atendidas las presentes circunstancias, el ministro verdaderamente fuerte del Ejecutivo popular es, sin duda alguna, él. Su más evidente prueba de poder la ha exhibido estos días, matando –al estilo de Marco Junio Bruto ante Julio César- a Rodrigo Rato, su antiguo protector.

 

Grato mensaje a Rajoy

Haciéndolo, no sólo se ha fortalecido él mismo, como es obvio, sino que ha enviado un grato mensaje  a  Rajoy. La sombra de Rato siempre había enojado y atemorizado a Rajoy. Pero puede afirmarse, en todo caso, que la carrera de economista de quien fuera vicepresidente de Economía con el Gobierno Aznar  ha terminado. Su precipitada marcha del FMI lo devaluó hace unos años enormemente. El jaque mate a Rato en Bankia,  planeado con éxito, por De Guindos, lo deja noqueado también en el ámbito político.

 

La prepotencia de De Guindos

De Guindos, cuya prepotencia se observa a primera vista, se ha lanzado a rescatar Bankia, un banco privado en el que estos neoliberales que nos gobiernan han entrado a saco prometiendo – en nombre del engañoso Rajoy- que no faltará dinero público para mantener semejante tinglado. Ha sido asimismo De Guindos el que ha nombrado de hecho al sustituto de Rato.

 

Toda una fortuna

Se trata de José Ignacio Goirigolzarri, número dos en el BBVA de Francisco González, aupado al cargo gracias a su amigo Aznar. Se desató entre ambos una batalla sucesoria y Goirigolzarri  tuvo que marcharse del Banco. Como indemnización fáctica, se embolsó 68´7 millones de euros, toda una fortuna. Eso ocurrió el año 2009, con la crisis provocando desgracias por doquier.

 

Sin complejos y sin piedad

Ahora, entre De Guindos y el multimillonario Goirigolzarri intentarán salvar a Bankia. El Gobierno popular -ese que recorta los gastos sociales sin complejos y sin piedad- se volcará en apoyo al nuevo banco. Los muy ricos seguirán siendo muy ricos, y los parados, los  pobres y los débiles, allá ellos. Esto es el capitalismo salvaje, esto es una estafa.

 

Enric Sopena

 

 

Elplural

 

 

Comments

0 comments

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: