Si no saben qué hacer, que se vayan 2

Si no saben qué hacer, que se vayan

Si no saben qué hacer, que se vayan 15

La última Encuesta de Población Activa ha arrojado un dato demoledor: desde que gobierna Rajoy, han desaparecido 1.175.000 puestos de trabajo, que hay que apuntar en el debe de su política de recortes a ultranza, cuyo poder destructivo sobre el empleo se ha visto amplificado por la catastrófica reforma laboral vigente desde febrero de 2012.

Aunque Rajoy se escude en la herencia recibida, casi nadie ignora ya que una parte considerable de los 6.200.000 parados que había en España al término del primer trimestre de este año son exclusivamente suyos; no sólo por las medidas que ha tomado o ha dejado de tomar, sino por el error estratégico de anteponer la lucha contra el déficit público a la recuperación del empleo.

 

Ese error -cierto es- lo ha inducido Angela Merkel, que en esta crisis se está comportando como el gran testaferro de la banca alemana, principal acreedora de la mayoría de los países europeos; pero la responsabilidad por sus dramáticas consecuencias la comparten con ella todos los dirigentes políticos que no han sabido plantarse a tiempo.

 

Rajoy no lo ha hecho ni lo piensa hacer, como quedó claro tras el último Consejo de Ministros, cuando la vicepresidenta negó cualquier atisbo de rectificación; antes al contrario, el Gobierno tiene el propósito de perseverar en su política de austeridad, que a día de hoy sólo ha traído sufrimiento.

 

Un sufrimiento, por cierto, de escasa utilidad, porque en 2012 sólo sirvió para bajar apenas dos puntos el déficit público (del 9 al 7%) y eso sin contar los 40.000 milllones de euros del rescate de la banca, que de una u otra forma también acabaremos pagando entre todos.

 

Aun así, los más preocupante es la nula capacidad de reacción que transmiten Rajoy y su equipo ante la creciente descomposición económica del país, como quedó de manifiesto el viernes con la presentación del vaporoso Plan Nacional de Reformas, un refrito de iniciativas ya anunciadas varias veces y que, para bien o para mal, no acaban de ponerse en marcha.

 

Nada hay en ese plan que permita albergar la más mínima esperanza de una pronta recuperación, que será imposible mientras cada vez haya menos personas trabajando y las que trabajan ganen cada vez menos, como desgraciadamente ocurre en España.

 

El Gobierno debe de ser consciente de ello, porque así lo ha reflejado sin ningún pudor en su nuevo cuadro macroeconómico, que prevé concluir la Legislatura con una tasa de paro no inferior al 25%, lo que equivale a tirar por la borda cuatro largos años en materia de empleo.

 

Ante este panorama desolador, da la impresión de que Rajoy no sabe ya qué hacer y lo único que se le ha ocurrido es pedir “paciencia”, aunque haría mejor dejando simplemente que otro lo intentara, porque quizás él sea capaz de seguir como ahora hasta 2016, pero dudo mucho que la sociedad española pueda.

 

Vicente Clavero

 

 

Fuente: publico.es

 

 

Contenido Relacionado
Un cheque en blanco para crear más paro
Un cheque en blanco para crear más paro 9

Cuando ganó las últimas elecciones generales, Rajoy debió de pensar que la mayoría absoluta era un cheque en blanco para Leer más

Los débiles siempre tienen la razón
Los débiles siempre tienen la razón 10

En todos los órdenes, en todos los momentos, en todas las situaciones. La historia del progreso de la humanidad es Leer más

Ellos se lo han buscado
Ellos se lo han buscado 11

Previsiblemente la más y muy trascendental consecuencia de la imputación de la Infanta Cristina es que el bipartidismo se ha Leer más

La CEOE de Arturo Fernández y Díaz Ferrán
La CEOE de Arturo Fernández y Díaz Ferrán 12

Imputados en casos de corrupción de caza con el Rey Juan Carlos Los empresarios decentes –que los Leer más

6.202.700
6.202.700 13

Resulta inexplicable que con seis millones doscientos mil parados no haya una revolución social. Claro que ¿con una revolución social Leer más

¡Hasta los huevos de las campañas genovesas!
¡Hasta los huevos de las campañas genovesas! 14

Estamos ya hasta la coronilla de soportar las campañas mediáticas teledirigidas desde Génova 13. Sí, hasta la coronilla. Pero añadimos Leer más

⭐ Suscríbete a nuestro Newsletter ⭐