Página 9 de 118
Casi cada día te preguntas cómo lo hicieron esos emprendedores de éxito para llegar hasta dónde están y pocas veces te planteas qué es lo que no hicieron. Ahí es donde está la verdadera diferencia, en lo que no entraba dentro de sus planes y que sí entra dentro de tus hábitos.
Desde que nos conocimos, mi mujer (Pilar, Barcelona, 32, administrativa) y yo (Juan Carlos, Madrid, 35, empresario) siempre hemos hablado de tener niños. Tres si fuera posible. En nuestras familias hemos sido tres y cuatro hermanos y nos parecía un buen número.
Los seres humanos nos equivocamos continuamente. Caemos, nos levantamos (o debiéramos hacerlo), aprendemos (o debiéramos hacerlo también) y experimentamos todo tipo de emociones.
¿Quieres crear una cultura de crecimiento en la empresa? Lo normal es que si esperas que tu empresa prospere y se adapte a los cambios, con el fin de obtener los mayores beneficios, respondas que sí.
Si tu productividad tuviera boca, seguramente se quejaría de estos hábitos, aunque tú en un principio no los consideres como errores. Nos acostumbramos a realizar tareas que están retrasando nuestro trabajo, incluso creyendo que hacemos justo lo contrario.
Cuando una persona da un gran discurso, no solamente se debe a lo que dice, sino al cómo. Y ese cómo no es, casi nunca, fruto de la casualidad, un buen comunicador sabe muy bien lo que hace.
El éxito de tu trabajo depende en gran medida de lo implicado que estés en ello. Puedes dedicarle más horas que tu compañero pero, si no te esfuerzas lo suficiente, el resultado no será el esperado.
En el mundo hay dos tipos de personas: las que se caen y se levantan habiendo aprendido una lección, y las que se caen y sólo saben lamentarse. Pero, obviamente, la mejor forma de tomárselo es la primera…
Alaska nos hizo preguntarnos ya en los 80 a quién le importaba lo que hiciéramos o dijéramos. Más tarde, Mecano sentenció que lo que opinen los demás está de más, pero parece que todo eso no ha sido suficiente para que escarmentemos.
La tecnología avanza a pasos agigantados, lo que está produciendo cambios en nuestra forma de vivir y, como no, de trabajar a un ritmo vertiginoso. Por esta razón, como trabajador, debes adquirir constantemente nuevas habilidades.
¿Preparado para la aventura de ser tu propio jefe? Puede sonar atractivo, pero también lleva consigo un grado de responsabilidad importante. Si crees estar listo y necesitas la seguridad que te aporta tener tu propio negocio, revisa estas 15 señales que deben estar apareciéndose ante ti.
¿Qué tiene de malo empezar tu propio negocio? Eres tu jefe, decides qué y cuándo hacer tus cosas y además no sabrás que es el drama de la oficina entre empleados y mandamases.
La fórmula que debes llevar a cabo si tienes poco dinero y grandes ideas debe ser sabia y bien pensada. Así lo explica Brenton Hayden, creador de Renters Warehouse, empresa que creó con solo 3.000 dólares como préstamo inicial. 
Hay personas que tienen el don de la paciencia en las venas… Que son capaces de esperar sin el mínimo rastro de estrés, de aguantar cosas que no soportan sin alterarse o perder los nervios. En fin, ese tipo de cosas que a los que no tenemos tanta (paciencia), se nos antojan como una auténtica hazaña. 
El peso de los autónomos en la población ocupada ha ido creciendo a lo largo de estos años, llegando en junio de 2014 al 19%, con un incremento de 1,34 puntos respecto a antes de la crisis. ¿Ocurre lo mismo en Europa?.
Cuando te propongas una nueva meta olvídate de darte ánimos con el clásico “¡No te rindas!”, “¡Mira el lado brillante de la vida!” o “No hay premio sin dolor”. Estos clichés tan trillados cansan, y además no te aporta la dosis real de motivación y energía que necesitas.
¿Se acerca tu vuelta de las vacaciones y no sabes qué va a ser de tu vida? No pienses negativamente, espabila y empieza a recorrer tu camino hacia el éxito.
El dinero forma parte de la economía desde que se imprimieron las primeras monedas entre el siglo VII-VI AC y el siglo I DC. Aunque ya durante el trueque se utilizaban diferentes utensilios como forma de cambio para adquirir bienes. 
En todos los sectores del mercado hay una gran competencia. Los profesionales están cada vez más preparados y las empresas buscan a expertos que controlen diferentes ámbitos. ¿A qué se le da más importancia? ¿Qué piden las empresas?
A Nacho Muppet no le pasan cosas normales en su vida, pensábamos que todo lo que le pasa tiene que ver con el cine en sus programas de televisión de pero en este episodio de ¿Soy un hombre o critico de cine? Nos cuenta lo desesperado que esta, ante la posibilidad de que su su mujer le sea infiel.
Página 9 de 118

Sobre Nosotros

Somos una web de Noticias Curiosas.

Intentamos publicar lo mejor y lo peor de la red, curiosidades y actualidades.

Leer Mas