Miércoles, 22 Julio 2015 00:00

Las 6 entrevistas de trabajo más bizarras

Valora este artículo
(2 votos)

La temida entrevista de trabajo: ese momento que nos produce tanta inquietud y nerviosismo por no saber qué nos van a preguntar, cuál va a ser la actitud del reclutador y sobre todo, por si finalmente conseguiremos el puesto. Pues imagínate que a todo eso se suma que la persona que te entrevista hace preguntas de lo más extrañas, sucede un terremoto o algo similar.

Precisamente gracias a un link en Quora recogido por Business Insider hemos conocido de la mano de las personas que las han sufrido, las entrevistas más extrañas y bizarras. ¡Atento!

 

1. Lee Ballentine sufrió un terremoto durante su entrevista de trabajo. 

"Yo estaba siendo entrevistada para un trabajo como gerente de ingeniería de aplicaciones en una empresa en Silicon Valley de alrededor de 300 empleados en la década de los 80. Mi última parada fue en una entrevista con el director general, un impresionante ex militar empresario israelí. Estábamos en un laboratorio improvisado / oficina cuando un terremoto comenzó. El entrevistador continuó como si nada, mientras yo veía a la gente salir corriendo por el pasillo hacia la salida. El CEO no reaccionó a esto en absoluto. Seguí la conversación.

 

El temblor se hizo más intenso, las cosas se caían de los estantes, y había más personas que huían del edificio... Decidí que si el CEO podía soportarlo yo también podría. Seguimos hablando hasta que éramos las dos únicas personas en el edificio. A los pocos días, me ofrecieron el trabajo y acepté." 

 

2. Stan Hanks tuvo un extraño encuentro con otro CEO discutiendo posibles asociaciones. 

"Fue el 97. Yo era director de tecnología de una empresa y quedé para charlar con un CEO de otra empresa de NY. A medida que hablaba, el CEO se ponía más y más apasionado. Empezó a caminar, hablando cada vez más alto, aumentaba el ritmo… Finalmente me levanté y empecé a dibujar en la pizarra y a hacerle preguntas difíciles, lo que hacía que se pusiese más y más nervioso. Después de unos 10 minutos de eso, él se detuvo y se quitó los pantalones, los colgó en un gancho para la ropa y siguió hablando en calzoncillos, calcetines y camisa. Tuve que aguantarme la risa y el susto." 

 

3. Kristaps Horns experimentó un caso clásico de discriminación por edad tecnológica. 

"Yo estaba buscando a un diseñador web. Uno de los candidatos tenía 47 y trataron de convencerme de lo extremadamente experto que era en diseñar webs. Cuando le pregunté por qué no utilizaba Photoshop, me preguntó qué era Photoshop... Eso terminó la entrevista." 

 

4. Bennett McEwan terminó entrevistando a la madre de una joven solicitante. 

"Mi entrevista favorita fue la de una chica que asistió con su madre. Cuando hablamos por teléfono, ella parecía interesada y motivada, y había hecho un poco de investigación sobre nuestra división. Cuando llegó a mi oficina para la entrevista, venía una mujer mayor con ella. Antes de que pudiera decir nada, su madre presentó a su hija y luego a sí misma. Yo estaba dispuesto a pasar unos minutos con ella para que se sintiese cómoda para luego comenzar con la entrevista real. Pero comencé ofreciendo a ambas una silla y les pregunté si les gustaría un poco de café o té. 

 

La chica no decía ni una sola palabra, su madre hablaba todo el rato, y me preguntó acerca de los viajes: "Sí, digo, no es necesario viajar en nuestro lugar de trabajo, pero si hay que hacerlo lo más probable es que sea durante las primeras etapas del proyecto." "Eso es aceptable. Vamos a exigir dos habitaciones. Acompaño a mi hija por todas partes." 

 

5. Amit Bhati impresionó a su entrevistador tanto que renunció y dio a Bhati su trabajo. 

"Hace muchos años fui entrevistado para un puesto de programador senior, donde el equipo dirigido a entrevistarme comenzó a hacerme una serie de preguntas muy interesantes y cada vez más complejas, después de haber observado mi CV bastante a fondo. Asumí que todo esto era sólo una parte de la entrevista, tratar de evaluar lo bien que podría estar preparado para los problemas que pueda tener para manejar en el futuro cuestiones tales como manejar un equipo disfuncional, complejidad arquitectónica… 

 

En un momento el entrevistador comentó que estaba tan bien cualificado que debería estar solicitando su puesto de trabajo. Me reí pero me levanté y salí de la habitación, regresé a los pocos minutos y le dije: "lo quiero". El renunció y yo le dije al jefe que él debería contratarme para cubrir esa posición. 

 

6. Nathan Stephens no estaba a la altura de Zynga. 

"En una entrevista telefónica con Zynga, el entrevistador me preguntó cuál era mi juego favorito. Soy un analista, no un jugador. Cuando le dije que yo no juego a juegos de Facebook, el entrevistador me dijo que sus mejores empleados son sus mejores jugadores. Se negó a seguir la entrevista y colgó." 

 

Fuente: forbes.es

 

 

Overall Rating (0)

0 out of 5 stars

Leave your comments

Post comment as a guest

0
Your comments are subject to administrator's moderation.
  • No comments found

Sobre Nosotros

Somos una web de Noticias Curiosas.

Intentamos publicar lo mejor y lo peor de la red, curiosidades y actualidades.

Leer Mas