Durante más de medio siglo los coches voladores han sido uno de los elementos centrales de la ciencia ficción, como en la película 'Volver al futuro' (1989) que planteó su existencia para 2015. Sin embargo, los coches voladores no son hoy un transporte común pese a los avances tecnológicos y la potencial demanda.

Tal vez no los veamos ni en la calle ni en el cielo aún, pero eso no quiere decir que los coches voladores no se encuentran en desarrollo. Existen algunas iniciativas que llevan varios años cocinándose, como el caso del coche Transition, en fase de prototipos desde el año 2006.

Las ideas pueden venir de lugares muy extraños. Algo que en el futuro sea capaz de revolucionar el mercado tal vez tenga como origen un proyecto extravagante, una pila de anotaciones en un cuaderno que acumula polvo, o una competencia de vehículos que parecen sacados de una serie de dibujos animados.

El fotógrafo francés Renaud Marion se negó a esperar a que su fantasía infantil de los autos voladores se convierta en una realidad. Mediante una insólita aplicación de efectos ópticos y retoques hizo levitar sobre el asfalto a varios coches retro.

Al estilo de Luke Skywalker en la luna de Endor o en el planeta donde se crió, Tatooine, ya hay un afortunado que podrás ver en el vídeo que te ofrecemos a continuación, ya conoce de primera mano lo que supone surcar las arenas del desierto flotando a un par de palmos sobre el suelo.

Corría el año 1900 y todo mundo sacaba conclusiones de como sería el año 2000, parecía tan lejano que la imaginación se echaba a volar y las expectativas parecían ser muy altas y al mismo tiempo bastante extrañas.

Los amantes del ciclismo podrán dentro de poco acceder a nuevas sensaciones gracias a la primera bicicleta voladora, cuyo prototipo virtual fue presentado este jueves en Praga y que hará que pueda convertirse en realidad un sueño de Julio Verne.

ransporte ecológico del futuro: el coche volador de Volkswagen. Nadie mejor para crear un verdadero automóvil ecológico para uso popular que  Volkswagen, el coche del pueblo.

Cuando uno hecha un primera mirada al Shark no sabe muy bien si es una moto de agua, un coche volador o un hovercraft. Es una especie de híbrido volador que mezcla los tres conceptos anteriores con algunas señas de identidad de la casa Audi, como los dibujos de las luces LED propios del R8 o el nuevo TT.

La fascinación por un coche volador ha sido el delirio de muchos diseñadores y personas comunes que viendo el avance continuo de la tecnología, no dudan en que pronto veremos uno por las calles de todas las ciudades del mundo.

Sobre Nosotros

Somos una web de Noticias Curiosas.

Intentamos publicar lo mejor y lo peor de la red, curiosidades y actualidades.

Leer Mas

Atención este sitio utiliza cookies propios y de terceros. Si continua navegando acepta el uso de cookies Leer más