El precio 'corrosivo' de la desigualdad económica 2

El precio ‘corrosivo’ de la desigualdad económica

El precio 'corrosivo' de la desigualdad económica 15

¿Qué cabe esperar cuando un directivo cobra 100, 200 y hasta 400 veces más que sus empleados? ¿Cómo se concibe que los altos ejecutivos de las cien principales compañías que cotizan en la bolsa de Londres se aumenten el sueldo un 49% en plena crisis? ¿Quién ha consentido que el 20% de la población acumule el 84% de la riqueza, como ocurre en Estados Unidos?

"Estamos creando una sociedad con brechas cada vez más grandes entre los que tienen y los que no tienen", advierte Duncan Exley, director de campaña de OneSociety. "Y estamos abonando el terreno para todo tipo conflictos: desde los brotes de violencia a la caída en picado de la movilidad social y de los niveles de educación y salud. Las implicaciones son tremendas y apenas hemos empezado a notarlas".

 

OneSociety es el brazo enérgico del Equality Trust, surgido en el 2009 para prolongar el debate político creado por 'The Spirit Level', el libro emblemático de Richard Wilkinson y Kate Pickett. "Todos estamos juntos en la misma nave", es el mensaje fundamental de Wilkinson y Pickett, que advierten de los efectos devastadores de la desigualdad económica en el conjunto de la sociedad. [Vea la conferencia de Wilkinson en TED]

 

Alienígenas y 'poligoneros'

 

Toda la atención ha estado centrada estos días en el Reino Unido en las primas millonarias que aspiran a repartirse los banqueros. "Pero ésa no es más de una cara de la moneda", advierte Duncan Exley. "La otra, aún menos visible, es que la mayoría de la gente gana cada vez menos, que la clase media está desapareciendo y que estamos creando una nueva clase de gente sin recursos y sin posibilidades de ascender en la escala social".

 

"A los de arriba se les percibe como alienígenas, gente que mira sólo por sus intereses y que vive de espaldas a la sociedad", asegura el portavoz de OneSociety. "A los que están al fondo se les margina con el nombre despectivo de 'poligoneros'. Y así es como se rompe la sociedad desde dentro, se crean fracturas irreconciliables y se genera un tremendo malestar".

 

Los disturbios sociales del verano pasado son, en opinión de Exley, una manifestación extrema de la rabia que genera la desigualdad: "Cuando la gente que está abajo percibe que los que están arriba se llevan todo lo que pueden, ellos mismo se preguntan: ¿Por qué no hacemos nosotros lo mismo?".

 

Ganar en cuatro días el sueldo de un año

 

La propia High Pay Comission, creada para estudiar los efectos de las altas pagas de los ejecutivos, ha advertido sobre el coste "corrosivo" de la desigualdad económica. El 1% de los británicos controla ya el 14% de la riqueza, algo que no ocurría desde la Segunda Guerra Mundial. Un alto directivo de Barclay's cobra 75 veces más que sus empleados. Stephen Hester, director del Royal Bank of Scotland, con un 83% de titularidad pública, gana en cuatro días lo que la media de sus empleados en todo el año.

 

Certifica Duncan Exley que la atención al dinero desmesurado que cobran los más ricos es uno de los méritos del movimiento Occupy. "¿Qué sociedad podemos esperar cuando tenemos estas terribles desigualdades?", se pregunta el portavoz de OneSociety, esperando que los políticos tomen nota e intenten dar una respuesta lo más amplia posible al problema.

 

"No basta con poner un límite por arriba, hay que promover al mismo tiempo un ascenso desde abajo", sostiene Exley. "Está bien dar poder a los accionistas para fijar un tope salarial a los ejecutivos, pero hay que tener también muy en cuenta a los trabajadores. ¿Qué se puede esperar de alguien que cobra cien veces menos que su jefe y que considera que no se le paga lo que merece?".

 

"Yo diría que el 99,9% de la gente merece estar mejor pagada por lo que hace y estar incluso más involucrada en las decisiones empresariales que les afectan", concluye el director de campaña de OneSociety, con la silueta todopoderosa del Shard (el nuevo símbolo del poder financiero) emergiendo a sus espaldas. "Al fin y al cabo, a la mayoría nos mueve la intención de mejorar: ésa es la savia que alimenta la movilidad social".

 

 

Fuente elmundo.es

Contenido Relacionado
La huelga sí sirve, pero no es suficiente
La huelga sí sirve, pero no es suficiente 9

No cabe duda de que el poder de la clase trabajadora está hoy bajo mínimos. Esto se debe a varios Leer más

Los trabajadores de transporte sanitario de Guadalajara siguen su protesta
Los trabajadores de transporte sanitario de Guadalajara siguen su protesta 10

Los trabajadores de transporte sanitario de Guadalajara de la empresa Transaltozano continúan con su concentración "indefinida" en la  Plaza de Leer más

Andalucía castiga la Reforma laboral
Andalucía castiga la Reforma laboral 11

Los andaluces se han vengado de Rajoy por las condiciones inhumanas que comporta su reforma laboral, de la que tanto Leer más

El dueño de un bar de Valencia se pega un tiro por las deudas
El dueño de un bar de Valencia se pega un tiro por las deudas 12

Los vecinos salieron al balcón y la Guardia Civil acordonó la zona Un hombre de 59 años Leer más

Cayo Lara: El 29 de marzo hay que parar este país
Cayo Lara: El 29 de marzo hay que parar este país 13

El 29 marzo hay que parar este país porque tenemos causas y razones. Será una huelga dura porque los patronos Leer más

Estos son los tipos de empleados que pueden arruinar tu negocio
Estos son los tipos de empleados que pueden arruinar tu negocio 14

Por extraño que parezca, no son los empleados más incompetentes o perezosos los que causan los problemas reales de una Leer más

⭐ Suscríbete a nuestro Newsletter ⭐