La calidad en la industria alimentaria 17

La calidad en la industria alimentaria

En estos tiempos tan modernos lo que es o se refiere a todo lo que tiene que ver con la industria de los alimentos se enfrenta inevitablemente a retos que resultan muy importantes para su desarrollo integral, sobre todo si nos referimos a retos de carácter socioeconómicos ya que enfrentan impedimentos o limitaciones de gran magnitud como lo es la escasez de agua y de energía.

 

También tiene que hacer frente a todo lo que tiene que ver con la administración de lo que son los desperdicios alimentarios, así como también  el control de los costos y la

de los alimentos y su seguridad para poder crecer, como una industria tecnológicamente comprometida, con la calidad de los alimentos que procesan lo cual es su punto neurálgico como industria de los alimentos .

 

Es por todo lo mencionado que en los mercados establecidos y responsables es muy común la existencia de la rentabilidad utilizando todos y cada uno de los recursos disponibles, por lo que las empresas involucradas y según la capacidad de cada una de ellas, se ven obligadas a pasar por el proceso o por los procesos de incrementar su cuota para los mercados donde existen, así como también la oferta de productos a costos más bajos a como también el ofrecer un producto o productos con bonificaciones.

 

Así como también el ofrecer productos con un valor agregado de más valor añadido, al estar presionadas por esta coyuntura las industrias de alimentos tienen a sentir toda la presión para crear estrategias con las que pueden bajar sus costos de producción pero sin tener que bajar la calidad en cuanto a los productos creados o producidos.

 

El común denominador en la industria de alimentos es la calidad y sobre todo lo que es la seguridad de los alimentos, como por ejemplo el agua ya que hoy en día es muy común que los consumidores prefieran tomar agua pura embotellada que en lugar que la  de los grifos ya que no cuenta con el grado de confianza de  los que la consumen para poderla tomar sin que sientan cierto temor al hacerlo, por eso es mejor el agua embotellada, y es aquí donde entra en juego el costo accesible de un producto en este caso la botella de agua a un precio razonable pero sin perder la calidad del agua y mucho menos la seguridad del producto  en cuestión.

 

Es por eso que con el tiempo se van creando estándares de control de calidad más estrictos y sobre todo más competentes a la hora de brindar muy buenos resultados para poder controlar lo que es la calidad de un producto y que sea coherente con el precio que va a tener como precio final ya que después de todo de la calidad y de la seguridad de un producto depende mucha cosas como por ejemplo su crecimiento en ventas así como también su posicionamiento como marca.