Cuando se cambia la correa de distribución

Cuando se cambia la correa de distribución

En un coche, la correa de distribución es algo básico en especial porque permite el funcionamiento de tu vehículo. Para conseguir todos los repuestos para el motor de tu vehículo, te recomiendo los desguaces coches, porque así encontrarás siempre repuestos de calidad y a los precios más bajos.

En todo caso, debes asegurarte de que cambiar la correa de distribución para que puedas asegurarte de evitar accidentes en tu vehículo. Si no sabes cuándo se hace el cambio, te invito a que sigas leyendo para que sepas cualquier punto a tener en cuenta.

Momentos para el cambio de la correa de distribución

El cambio de la correa de distribución es algo básico, por lo cual debes asegurarte de los siguientes puntos básicos para que consigas el resultado óptimo:

Kilometraje

El kilometraje es algo básico en especial porque debes cambiar la correa de distribución en los momentos en los que recomiende el fabricante de tu vehículo. Por lo general, el cambio de la correa de distribución se debe hacer cada 100.000 kilómetros para garantizar su rendimiento.

Si conduces con una correa desgastada, esta podría romperse en funcionamiento. Esto traerá incluso daños irreparables a tu motor, lo que disminuirá considerablemente la vida útil de tu vehículo por lo que no es aconsejable.

Pérdidas de tensión

Las pérdidas de tensión son un problema grave cuando hablamos de la correa de distribución y pueden ser bastante comunes. Esto especialmente cuando haces reparaciones por tu cuenta, o llevas el coche a un taller que no se encuentre especializado.

En todo caso, ante una pérdida de tensión de la correa porque esta se afloje, debes cambiarla de inmediato. Esta pieza no puede recuperar su tensión bajo ninguna circunstancia, y por este motivo, una vez que se produzca la pérdida de tensión debes asegurarte de que se realizará el cambio para que el coche siga funcionando.

Fugas en el motor

Las fugas en el motor son bastante comunes en especial cuando el coche ya se ha usado durante un tiempo determinado. En todo caso, estas fugas se producen debido al desgaste de las mangueras de aceite o de líquido refrigerante en tu motor.

En todo caso, debes asegurarte de que cuando detectes cualquier tipo de fuga esta debe ser reparada de forma inmediata. Una vez reparadas, debes revisar la correa de distribución para que sepas si se debe cambiar, porque si está en mal estado, lo mejor será cambiarla de inmediato para evitar inconvenientes.