Lo que debes saber para revisar tus amortiguadores

Lo que debes saber para revisar tus amortiguadores

En un vehículo es fundamental que tengas una buena suspensión, por lo cual la revisión de los amortiguadores será algo fundamental. En todo caso, si quieres conseguir los mejores repuestos de segunda, te invito a visitar www.tudesguace.com, porque allí también tendrás los precios más ajustados.

Pero, puede que no sepas aún cómo revisar los amortiguadores de tu vehículo para saber el estado en el que se encuentran los mismos. Por este motivo, hoy he preparado este post con la finalidad de que aprendas a revisar bien tus amortiguadores.

¿Cómo se revisan los amortiguadores?

Existen varios puntos a tener en cuenta cuando vas a revisar tus amortiguadores para conseguir el máximo rendimiento. Dentro de los principales a tener en cuenta están:

Prueba del rebote

Esta es la prueba principal que puedes hacer para conocer el estado de tus amortiguadores, y ejecutarla es muy fácil. Simplemente debes asegurarte de ejercer presión en la carrocería de tu vehículo hasta que la amortiguación descienda.

Una vez que sueltes la presión sobre la carrocería, tienes que fijarte en el movimiento que hace el coche. Si vuelve a su posición en un solo movimiento esto quiere decir que los amortiguadores están en buen estado, pero si comienza a dar rebotes tienes que cambiar los amortiguadores cuanto antes.

Estado visual

Es importante que mires bien los amortiguadores para asegurarte de que no vayan a tener ningún tipo de óxido sobre su superficie. Si conduces por zonas donde existe mucha sal en las vías, debes asegurarte de estar revisando bien los amortiguadores porque se pueden oxidar mucho más rápido.

También debes estar atento ante posibles fugas de aceite en tu vehículo, y por este motivo debes estar atento a que tu coche no deje manchas de aceite en el suelo. Si esto llega a suceder, debes asegurarte de hacer el cambio de inmediato.

Revisión periódica

Es indispensable que lleves a tu vehículo de forma periódica al mecánico para que se revise a fondo el estado de tus amortiguadores. En esta revisión determinarán si tus amortiguadores aún se encuentran en buen estado o si debes sustituirlos de inmediato.

Recuerda que, se debe hacer una revisión de los amortiguadores por lo menos una vez cada 20.000 kilómetros. A pesar de que los amortiguadores pueden tener una vida útil de 100.000 kilómetros o más, dependiendo de los terrenos por los que transites la vida útil puede disminuir, por lo que tendrás que asegurarte de hacer las revisiones periódicas.