in

La historia de los estimulantes sintéticos

Photo by Louis Reed

Los estimulantes sintéticos existen desde principios del siglo XX. Incluyen anfetaminas, efedrinas y sus múltiples análogos. A lo largo de los años, fueron abusados ​​cada vez más. Debido a la adicción masiva y los graves efectos secundarios para la salud, su producción, distribución y uso se ilegalizaron. La prohibición de los estimulantes sintéticos tradicionales resultó en una fuerte demanda de nuevos químicos sintéticos “legales”. Fueron llegando y ganando popularidad durante las últimas tres décadas. Se les conoce como “estimulantes de diseño” y han tenido un impacto significativo en la cultura de las drogas.

Se ha descubierto que los nuevos “estimulantes de diseño” producen fuertes efectos en la mente y el cuerpo humanos, similares a las drogas ilegales tradicionales. El desarrollo de nuevas drogas sintéticas puede implicar la alteración de la estructura molecular de las drogas existentes o la creación de diferentes estructuras químicas que generan los mismos efectos que producen las drogas ilegales, habiendo ejemplos de estimulantes de diseño que pueden producir efectos adversos como adicción, paranoia, taquicardia, ataques de pánico, alucinaciones e incluso la muerte.

La historia de los estimulantes sintéticos

Se ha desarrollado un grupo de compuestos sintéticos que consisten en derivados de drogas para usarse como drogas recreativas (“de fiesta”) con propiedades psicoactivas. Ganaron popularidad como alternativa legal a las drogas de las que derivan y han sido objeto de abusos en todo el mundo, lo que provocó una investigación sobre su seguridad. Se demostró que estas drogas poseen efectos de estimulación central similares a los de otras drogas ilícitas.

Debido a su alto potencial de abuso y adicción, la mayoría de los estimulantes de diseño se declararon ilegales tan pronto como se reconoció su propagación y peligro para la salud humana. En cuanto se “conocen” provocan su desaparición y con ello la creación de nuevas variantes, que sufren el mismo ciclo de introducción, abuso y eventual prohibición.

Cuando se descubre, estudia y prohíbe una nueva sustancia química, es el momento en que se convierte en una sustancia química peligrosa, si no lo era ya. La industria química crea un medicamento que varía su composición química de la del medicamento original para evitar complicaciones legales, por ello, la FDA intentó frenar el desarrollo y uso de medicamentos de diseño al prohibir sustancias que tienen una química significativamente similar a la de una sustancia del listado que proveen. La parte difícil es decidir qué es ” significativamente similar ” y ” significativamente diferente “.

Guía rápida de calzado juvenil de primavera - verano

Guía rápida de calzado juvenil de primavera – verano

Qué debe tener un buen zapato infantil

Qué debe tener un buen zapato infantil