Un soldado salva a un gato en Afganistán y el animal le devuelve el favor 24

Un soldado salva a un gato en Afganistán y el animal le devuelve el favor

Un soldado salva a un gato en Afganistán y el animal le devuelve el favor 25

Jesse Knott estaba de misión en la base del sur de Afganistán cuando notó por primera vez la presencia de un gato en la base. “Había un lindo gato corriendo y corriendo y haciendo las típicas cosas de gatos”. “Todo el mundo se enamoró de él”, comentaba Knott.

Pero a medida que el gato iba creciendo, Knott empezó a notar señales de abusos en el gato. Decidió intervenir atrayendo al felino y utilizando un trozo de carne logró que entrara en su pequeña oficina, a pesar de que los soldados tienen prohíbido tener mascotas.

 

Bautizó al gato como “Koshka”. “Empezó una gran amistad entre soldado y gato”. El 8 de diciembre del año 2011, un atacante suicida con una bomba se suicidó explotándose junto a un convoy militar cerca de la base en el distrito Maiwand (Afganistán). Dos de sus amigos murieron y Knotts quedó totalmente devastado por la perdida de sus dos compañeros y amigos.

 

Un soldado salva a un gato en Afganistán y el animal le devuelve el favor 26

 

Cuando él estaba llorando en su oficina, Koshka se acercó arrastrándose sobre sus rodillas una y otra vez. Knotts recordaba, “de repente este gato se acercó y fue como si me dijera ‘hey, tú eres tú’ “. “Estaba empezando a deprimirme y el gato realmente excitado empezó a jugar más. Él no me quería dejar y en todo momento estaba a mi lado”.

 

Un soldado salva a un gato en Afganistán y el animal le devuelve el favor 27

 

Knotts se dio cuenta de que Koshka no podía quedarse en Afganistán, donde volvería al mundo en el que le habían realizado todo tipo de abusos. Un intérprete local se ofreció para llevar al gato a Kabul, arriesgando su propia vida para hacerle el favor al soldado americano. El gato llegó a Kabul y los padres de Knott pagaron 3.000 dólares para que el gato volara desde Oriente Medio hasta Portland (Oregón).

 

“Él fue mi salvación. Él me mantuvo vivo durante el servicio“, afirmaba Jesse Knott.

 

 

 

Fuente: schnauzi.com